Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

25 de abril de 2013

El perverso aumento de las pensiones de jubilación en España y la verdadera indecencia



Leo con estupor que el gobierno en una vuelta de tuerca contra la ciudadanía y los derechos laborales adquiridos tras una dura lucha de conquistas sociales de siglos se ha propuesto acabar con el "perverso" aumento de las pensiones como si de un regalo prescindible (y no de un derecho conseguido tras largas décadas de trabajo) se tratara.



Claro que sí señores gobernantes, ¿que eso que los jubilados cobren sueldazos de 400 ó 600 euros al mes en lugar de morirse nada más obtener el tan privilegiado e innecesario retiro (como si de marqueses y no de simples currantes se tratase, es que la chusma está de un crecido inaguantable BorjaMari) y así no tener que saturar y arruinar a la sanidad pública con su decadente decrepitud? Total si al final se van a acabar muriendo, pues que lo hagan pronto y así no generan problemas. Sobre todo cuando los pobres banqueros que nos han traído esta dramática crisis económica y los piadosos obispos patrios que no han dado un palo al agua en toda una vida de parasitismo cerril e ignorante siguen necesitando de decenas de miles de millones de euros del presupuesto nacional para poder sobrevivir dignamente en sus consejos de administración y en sus decadentes catedrales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario