Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

18 de febrero de 2013

La sacrosanta libertad de adoctrinamiento infantil en clases de ciencias



Acabo de encontrar este video sobre la visita del zoólogo Richard Dawkins a una escuela británica de confesión musulmana.




 



y el resultado es simplemente aterrador. Una niña indica que las profesoras les enseñan que son ellas mismas las que tienen que decidir si creen en alguna cosa y que cada una tiene derecho a tomar su decisión.  En principio, algo positivo. Pero ¿de qué cosas y creencias está hablando esta niña? Pues de la misma y antigua falacia: de elegir en plano de igualdad entre ciencia y religión, como un poco después nos indica una profesora. Esta profesora, que además es la que enseña ciencias, admite con una sonrisa y hasta con cierto orgullo que después de enseñar a las niñas los conceptos de la evolución según el plan de estudios oficial, les presenta

"nuestra opinión sobre el Islam"

y confirma que ya todas las chicas tienen su opinión formada, que casualmente es la visión islámica.
Pero no seamos susceptibles, seguramente estas niñas habrán estudiado previamente todas y cada una de miles de mitologías inventadas a lo largo de la historia de la Humanidad. También habrán realizado un sesudo análisis comparativo de las mismas y después de una profunda reflexión personal (para nada influida por los padres, profesores, imanes y ayatolas que las rodean) habrán llegado a la firme conclusión (totalmente meditada y ejercida con plena consciencia, responsabilidad y libertad) de que únicamente el Corán refleja la realidad mientras que la cosmovisión maya, los mitos de los indios navajos o los vedas hindúes y por supuesto la Teoría de la Evolución son simples invenciones de pueblos primitivos o de científicos dementes.
¿Que importan las decenas de miles de estudios sobre mecanismos evolutivos, realizados por innumerables investigadores a lo largo de los dos últimos siglos, comparados con la sacrosanta intuición islámica de unas estudiantes que acaban de tener su primera regla? Pues nada de nada, Alá en su infinita sabiduría y benevolencia ha insuflado la verdad en estas jóvenes, pero ya piadosas mentes, para que alcancen el conocimiento sin necesidad de tediosos experimentos y largos años de estudio, como los realizados por impíos y blasfemos científicos instigados por el Maligno únicamente para mayor gloria infernal.
Y ante una posterior pregunta de Dawkins, la sonriente y gozosa profesora de ciencias afirma orgullosa que las 60 niñas de la escuela mantienen una creencia totalmente islámica y antievolucionista. No puedo dejar de recordar incrédulo la sonrisa idiotizada de la profesora, incapaz de entender en su absurda cerrazón mental, que está mostrando exultante al mundo su total ineptitud como educadora. ¿Se imaginan a una profesora de lengua, que tras enseñar a sus discípulas escritura y lectura, confesara vanidosa que cómo sus pupilas creen en la inutilidad de aprender a leer y escribir, por tanto siguen siendo totalmente analfabetas a la edad de 12 ó 13 años a pesar de todas sus enseñanzas y vanos esfuerzos? Pues eso mismo es lo que está admitiendo cretinamente esta inepta educadora, que debería ser expulsada de manera inmediata de la carrera docente.
Y ¿qué me dicen de esa maravillosa forma de educar en la libertad, no lo olvidemos en el desarrollado Reino Unido? Dejemos que niñas prepúberes decidan por sí mismas si creen si la Tierra es plana o esférica, si nuestro planeta gira alrededor del sol o viceversa, si los rayos son fenómenos atmosféricos o muestras del poder de un colérico dios o si las enfermedades son originadas por agentes infecciosos o por el contrario son justos castigos que nos envía un extraterrestre barbado para que expiemos nuestros pecados. Sólo ellas (bajo la atenta guía y tutela de Alá el misericordioso) pueden decidir finalmente sobre la verdad y la realidad.
Ya puestos, también podríamos dejar que estas "preparadas y responsables" niñas islámicas decidan en aras de su sacrosanta libertad musulmana si quieren mutilarse genitalmente, casarse con un anciano desdentado (que ya posea otras cuatro o cinco esposas) a cambio de un par de docenas de cabras para su progenitor o lapidar a aquella de sus compañeras que muestre tendencias hacia el nefando pecado del lesbianismo. Ellas son lo suficiente adultas y responsables para haber elegido la única y verdadera fe que no puede ni debe ser cuestionada: el Islam.

3 comentarios:

  1. Esto que explicas en este articulo también se ve en lugares mas "avanzados" como por ejemplo España.

    Últimamente desde la subida al poder del PP España esta volviendo al oscurantismo y sinceramente me da mucho miedo.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo contigo Raul que el adoctrinamiento religioso cada día está más presente en el sistema educativo español, pero pienso que por suerte todavía (y no sé durante cuánto tiempo) nuestros montaraces obispos católicos no se atreven a plantear en estos términos tan fanáticamente antievolucionistas y dogmáticos la enseñanza de la biología. Pero quizás dentro de unos años, cuando se sientan más poderosos, imiten a sus correligionarios musulmanes y a los creacionistas protestantes norteamericanos.

    ResponderEliminar
  3. El miedo no existe: es ausencia de acción.
    No hay que temer: HAY QUE ODIAR, Y ACTUAR EN CONSECUENCIA.
    De gentuza que es capaz de escribir truños de heces llenas de errores biológicos de bulto, básicos, de nivel de Bachillerato, como "Igualdad humana y modelos de sociedad" y "La envidia igualitaria"...
    En fin... "Leánse" éstos, para ser conscientes de la descarada apología del fascismo, y de la eugenesia nazi, el clasismo más cruel, descarado y criminal.
    Salud y Revolución YA.

    ResponderEliminar