Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

11 de enero de 2020

El proselitismo religioso siempre es respetuoso mientras que el ateísmo siempre es ofensivo


Incluso en las sociedades occidentales más avanzadas se da una triste paradoja, ejercer la libertad de expresión depende de las creencias religiosas.

Mayoritariamente se considera  normal, aceptable y hasta digno de admiración el que un creyente manifieste en público sus creencias, aún cuando estas puedan ser manifiestamente antidemocráticas, discriminadoras, sexistas u homófobas. Es más, un creyente puede interpelar a cualquier viandante o visitar casa por casa porque todo el mundo tiene asumido que hay que ser respetuoso tanto con las personas religiosas como con sus creencias por más estúpidas que estas sean.

Sin embargo, si un ateo manifiesta públicamente su increencia es rápidamente tildado de irrespetuoso, ofensivo y maleducado. ¿Se imaginan que un grupo de ateos fuera por la calle repartiendo panfletos, intentando convencer a la gente de la cruda realidad de que todas las religiones son mentira y de que los más que venerados profetas por muchos fueron pobres enfermos mentales? ¿podría un ateo ir casa por casa difundiendo los miles de estudios publicados en las más variadas disciplinas científicas (psicología, neurociencia, evolucionismo, psiquiatría, etc.) que demuestran que la religión es un proceso socioevolutivo que no tiene relación alguna con la realidad?

En todos los casos anteriormente mencionados es más que probable que en poco tiempo multitud de creyentes se sintieran ofendidos y no sería descartable que se personara la policía para hacer entrar en razón a los irrespetuosos ateos.

Es por ello que, tal y como muestra el siguiente video, la realidad es que mientras los creyentes pueden ejercer su libertad de expresión en todo momento y lugar, los ateos tenemos muy coartados nuestros más elementales derechos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario