Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

4 de junio de 2015

Infancia y antivacunas: una explosiva mezcla



Quizás no haya nada más criminalmente irresponsable que esos padres, que en el ejercicio de su prepotente ignorancia deciden no vacunar a sus hijos porque supuestamente ellos, individuos que quizás son incapaces de diferenciar un virus de una patata, creen saber más de medicina, epidemiología o virología que esos miles de investigadores que tras arduos esfuerzos han inventado una vacuna y de esos millones de médicos que día tras día intentan convencerlos del peligro de enfrentarse a peligrosos patógeno con la única ayuda de una guía de vida sana y un par de zumos de frutas.

Y el reciente caso de Olot en donde unos padres contrarios a vacunar a su hijo de 6 años y partidarios de la medicina alternativa (la madre trabaja estafando en una "clínica" homeopática) ha hecho saltar todas las alarmas médicas. El niño enfermo de difteria ha tenido que ser hospitalizado en estado grave, intubado y con ventilación asistida. Y como esta enfermedad estaba erradicada en España desde ¡1987! gracias a la vacunación, pues no había disponible tratamiento alguno en Europa, de tal manera que las autoridades sanitarias se han tenido que poner en contacto con sus equivalentes de medio mundo y al final se ha podido encontrar unas dosis de antitoxina que han debido ser enviadas de urgencia por valija diplomática desde Rusia.

Además se ha tratado profilácticamente a más de un centenar de personas que han estado en contacto con el niño porque hay que recordar que aunque las vacunas funcionan generalmente bien, a veces algunos de los individuos vacunados no desarrollan la adecuada inmunidad  y por tanto pueden quedar expuestos y no es momento de dejar nada al azar.

Ahora sólo hay que esperar que el inocente niño no muerta, pero quizás sea hora de una reflexión. Cuando el chaval se recupere felizmente, habría que sentar a los padres ante una comisión sanitaria que les explicara detalladamente el esfuerzo de las diferentes personas de medio mundo que se han implicado en el caso y el dinero total que ha costado salvar la vida de su hijo. Después se debería obligar a los padres a pagar la factura de todos los gastos incurridos además de una buena multa. Y ya finalmente se debería notificar a los servicios sociales para que se evaluara la capacitación de estos irresponsables para seguir manteniendo la tutela del menor, porque en principio muy aptos no parecen. Y si desgraciadamente ocurriera lo peor y el niño falleciera, a estos padres se les debería hacer responsables de una muerte por negligencia manifiesta y deberían acabar frente a un juez. Porque ya es hora de que estos descerebrados sean responsables de sus alocados actos y asuman las consecuencias de sus irracionales y peligrosas creencias.




2 comentarios:

  1. Sin embargo,la Guardia Civil sí te denuncia si la sillita para el coche noestá homologada o no se pone tu hijo el cinturon...

    ResponderEliminar
  2. Homicidio negligente, está claro. Esperemos que quede en grado de tentativa.

    ResponderEliminar