Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

8 de mayo de 2014

Creer en un zombi hijo de una paloma extraterrestre y una zarza ardiente sí que es una ofensa, al menos contra la inteligencia

Reírse de esos ignorantes que creen a pie juntillas que comerse cada domingo el cuerpo y la sangre de zombi hijo de una paloma extraterrestre y una zarza ardiente no debería ser considerado una ofensa sino un simple acto de lucidez mental.


Pero en este país de pandereta, lleno de ignorantes meapilas incapaces de entender que sus alucinaciones son un evidente síntoma de enfermedad mental, la policía pierde su tiempo y el dinero de los contribuyentes en perseguir (al modo más absurdamente medieval) a quienes parodian ese cutre espectáculo gore-kirsch de sanguinolentos cristos, adorados por arrobados masoquistas caníbales, que año tras año celebran la demencia de un pobre esquizofrénico judío bastardo, que se creía el mesías mientras era crucificado por soliviantar a las masas analfabetas de un rincón perdido del Imperio romano. 

Y mientras tanto, los más grandes narcotraficantes del mundo pasean impunes por nuestros mares y por nuestros juzgados con la criminal connivencia de nuestros gobernantes. Eso sí que son verdaderas prioridades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada