Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

30 de diciembre de 2013

Los irrenunciables principios del nuevo talibán cristiano, Alberto Ruiz Gallardón



Únicamente hay una cosa más peligrosa que un fanático religioso, y es un fanático religioso con poder. Y para muestra nuestro actual ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, individuo que ha puesto por encima de todo su arcaica e intransigente visión cristiana de la realidad.

Así lejos de entender que es inhumano obligar a una mujer a parir a un feto con malformaciones, este talibán cristiano se reafirma con chulería y prepotencia asegurando que



Aunque por supuesto este demente fanático religioso no hubiera tenido que cuidarlo directamente él, ya que por supuesto sus criados ya se hubieran encargado de ensuciarse las manos para que este nuevo cruzado medieval pueda seguir pontificando desde su púlpito. 

¿Entiende este impresentable individuo que en un país con decenas de millones de personas que no llegan a fin de mes, que están siendo expulsadas de sus casas y enviadas a la miseria más absoluta lo último que necesitan estas familias es tener que atender de por vida y sin ningún tipo de ayuda a una persona con graves malformaciones?¿Es que su asquerosa religiosidad católica no entiende el sufrimiento tanto para el nacido como para su familia que va a generar año tras año y década tras década hasta que el siempre irascible diosecillo al que adora tenga a bien llevárselo al cielo (puesto que muy seguramente ya ha vivido en el infierno durante su terrenal vida)?

La pena es que no podamos obligar a nuestro piadoso ministro a que él directamente cuidara año tras año cristianamente (pero eso sí con sus propias manos y su propio esfuerzo, sin ayuda de nadie) a todos estos pobres niños nacidos de su ignorante y fanática locura. Así seguramente, podría reflexionar sobre sus irrenunciables principios teniendo verdaderos elementos de juicio.


P.D.

Y mientras tanto Juan Cotino fiel a la estrategia de mentiras cristianas, equiparando el aborto a la matanza de inocentes de Herodes descrita en la Biblia y que es más falsa que un billete de 6 euros.

4 comentarios:

  1. Hace 5 años lo tenia muy claro:" La mejor opción al detectar que el feto malformaciones es abortar".
    Daba por hecho de que si me viera en esa situación decidiría abortar.

    Pero hace 4 años y medio, me vi en esa situación. Durante la segunda ecográfia descubrieron varios parámetros que combinados disparaban las probabilidades de que el feto tuviera síndrome de Down. Después de reflexionar sobre el tema, decidimos no realizar la prueba de amniocentesis y seguir con el embarazo, ya que deseábamos tener a nuestro hijo independientemente de su numero de cromosomas.

    No estoy seguro de que esta decisión sea la mas correcta, ni si actuamos bien o mal. De lo que estoy seguro es que nos correspondía a sus padres tomar esta dura decisión. No pretendo imponer nuestra decisión a quien este en la misma situación, ni siquiera trato de convencerles ni de aconsejarles que decidan lo mismo que yo. La decisión solo suya y yo ni puedo ni quiero meterme.

    Me duele y repugna solo pensar que nos hubiera impedido poder decidir, y que por ley se nos hubiera impedido tener a nuestro hijo o nos hubieran obligado a tenerlo. Creo que hay que respetar la decisión de las madres, sin presiones ni imposiciones externas y que las implicaciones eugenesias o creencias religiosas del resto de la sociedad resulta irrelevante.

    Por eso me repugna y asquea la ley de Gallardon, y aun mas que pretenda justificarla con sus opiniones personales.
    Yo no entro a valorar ni juzgar su decisión.
    Lo que me parece sumamente repulsivo, es que pretenda imponer su decisión al resto de la sociedad.

    Creo que tu comentario esta equivocado, ya que la cuestión no es si la decisión que tomaría Gallardon en este caso hipotetico es acertada o no, sino que el no puede imponer su decisión al resto (sea o no esta decisión acertada)

    Nota: A pesar de que los datos estadísticos reflejan un elevado riesgo de tener síndrome de Down, mi hijo no lo tenia.

    ResponderEliminar
  2. Alb

    "Creo que tu comentario esta equivocado, ya que la cuestión no es si la decisión que tomaría Gallardón en este caso hipotetico es acertada o no, sino que el no puede imponer su decisión al resto (sea o no esta decisión acertada)"

    No estamos hablando de si este señor acepta como persona tener o no tener un hijo con malformaciones graves sino el rastrero uso de la demagogia para justificar una medida que en la práctica a puede condenar a toda una vida de sufrimiento a las familias más pobres de este país (porque para el resto siempre quedará Londres).

    Y Alb, te recuerdo que tampoco estamos hablando de enfermedades "suaves" como el síndrome de Down, sino que como comenta este pediatra infantil

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/07/24/actualidad/1343153808_906956.html

    se prohíbe el aborto para casos terribles en donde se condena en la práctica tanto al niño como a su familia a un vida miserable. No puedo entender que alguien en su sano juicio quiera tener un niño con malformaciones congénitas del sistema nervioso tan graves como la hidrocefalia congénita o la espina bífida abierta ¿Para qué?¿Para honrar a un dios sediento de sufrimiento humano? ¿Qué narices de libertad de decisión existe aquí? Pero claro es que los designios del señor son inescrutables, aunque cualquier fanático religioso es capaz de conocerlos y lo peor, de obligarnos a cumplirlos.

    ResponderEliminar
  3. Es inaudito que semejante individuo se permita escupir con tanta perversión sobre la dignidad de las mujeres.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. totalmente de acurdo con vosotrxs ateo y desencanto.............

    ResponderEliminar