Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

20 de septiembre de 2011

La solución a la crisis económica la tiene la Iglesia católica


Es bien sabido que con motivo de la terrible crisis financiera mundial está aumentando vertiginosamente el número de pobres en los países desarrollados y que debido a los recortes en ayudas y donaciones a ONGs, millones de personas en el tercer mundo se encuentran en una situación dramática. Pues bien la solución a este gigantesco problema es bien fácil. Únicamente debemos de ponernos en manos de verdaderos profesionales, es decir, bajo el manto de la santa y católica iglesia de Roma. Eso es lo que sugiere la web Religión en libertad del católico grupo de comunicación Intereconomía
Resulta que se acaban de cumplir 62 años de la realización de un milagro que de repetirse de forma continuada bajo los auspicios de la iglesia católica podría alterar el sistema económico mundial. Parece ser que allá por el año 1949, en la hambrienta y pobre España que nos dejó la santa cruzada del nacionalcatolicismo sobre las huestes rojas, el hospicio y comedor para pobres de la Casa de Nazaret del Instituto San José de Olivenza en Badajoz se quedó sin víveres para atender a los cientos de menesterosos a su cargo. Como llegaba la hora de hacer la comida, la cocinera introdujo en una perola el escaso kilo de arroz de que disponía en ese momento, a la vez que le rezaba al beato San Juan Macías por la escasez del condumio. Hecho esto la piadosa mujer abandonó la cocina para dedicarse a otros menesteres. Al volver, la sorpresa de la cocinera fue mayúscula porque el recipiente de la comida se encontraba lleno de tal manera que tuvo que pedir ayuda para ir recogiendo el arroz que rebosaba. Parece ser que el milagro continuó durante cuatro horas más de tal forma que se pudo alimentar a todo los menesterosos del pueblo y parece ser que tan extraordinario evento sólo acabó cuando el párroco, tras observar que todo el mundo estaba saciado, gritó ¡Basta¡ a la perola maravillosa. Vamos que si el cura hubiera tenido un poco de previsión deja que el milagro continúe y se alimenta a la hambrienta España al completo, que buena falta hacía en esos terribles años de hambre y miseria. Parece ser que posteriormente el Vaticano reconoció oficialmente este milagro siendo uno de los pocos registrados sobre aparición de materia. Y resulta que miles de físicos e ingenieros, mentes privilegiadas todas ellas, aseguran que la materia ni se crea ni se destruye que sólo se transforma. Menuda panda de ignorantes ateos. En resumen, que ni crisis ni gaitas. Que a poco que España vuelva al redil de la sagrada fe católica (y ahora con la predecible victoria de Mariano Rajoy en la próximas elecciones más que nunca) nos podemos convertir en el granero del mundo y hacer que desaparezca el hambre de la faz de la Tierra. Sólo me queda una duda. Con la de millones de católicos que habitan los países pobres del mundo y los cientos de miles de sacerdotes y monjas todos ellos rezando continuamente al divino hacedor cómo es que no se multiplican este tipo de milagros. O bien los designios del señor son inescrutables o dios es bastante ruin y avaro.

3 comentarios:

  1. Hombre, esos ejemplos son niñerías de personas que siempre surgen ante cualquier fábula.
    Lo importante no son los casos casi ridículos que se manejan para desacreditar la fe cristiana.
    Hay que hablar de cosas serias
    Los pobres de China, Africa y otros muchos lugares no los ha fabricado la Iglesia Católica, ni los cristianos serios, que siempre están a la vera de los que sufren y padecen necesidad, que los que no son cristianos producen.
    Me alegra que siga en la brecha. Cada cual con sus convicciones.
    Yo ni niego ni afirmo.
    El tiempo le da el color.
    Un amigo
    Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael

      Estos casos ridículos son los que usa la iglesia católica para demostrar la verdad de su alucinación colectiva haciendo santos y beatos a troche y moche. Así que habla con B16 o Rouco Varela y diles que no pierdan el tiempo en justificar milagritos de tres al cuarto. Porque vaya diosecillo más cutre que no acaba con el hambre en el mundo y multiplica sólo 40 o 50 kilos de arroz. Se ve que es poco omnipotente.

      Eliminar
  2. La monjita cuando echó el kilo de arroz en la perola y abandonó con sus rezos la estancia, no se percató del astuto cura que tenia guardado el saco de arroz que introdujo a continuación.
    Lo extraño es que se necesita el doble de agua para la coción, y además la perola tenia que ser muy grande, pero eso no tiene importancia, lo importante en si es el milagro.

    ResponderEliminar