Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

29 de noviembre de 2010

Mineros chilenos, milagros y ciencia

Para continuar con mi post anterior sobre la desfachatez de los religiosos a la hora de encontrar a su dios en cada suceso positivo que ocurre en el mundo, sólo hay que recordar el famoso y reciente caso de los mineros chilenos rescatados de una mina. Cuando se produjo el tan ansiado momento, el presidente chileno siguiendo la pauta dominante declaró “Los encontramos con la ayuda de Dios”. Además durante todo el proceso como no podía ser de otra manera Los obispos chilenos bendijeron a Dios y elogiaron las muestras de confianza en Dios, la Virgen y los santos”. En cambio el esfuerzo de los especialistas en rescates, la tecnología y el asesoramiento la NASA son simples detalles anecdóticos que no deben empañar el feliz momento y quitar protagonismo al misericordioso dios que ha permitido en su infinita bondad finalizar con éxito el rescate. Como dijo el célebre biólogo Thomas H. Huxley:
"Cenicienta [la Ciencia] [...] enciende el fuego, barre la casa y cocina la cena, y se la recompensa diciéndole que es una criatura vulgar, dedicada a intereses bajos y materiales. Pero en su desván ella tiene visiones fantásticas que están fuera del alcance de las dos hermanastras [la Teología y la Filosofía] que están peleando en la planta baja."

No hay comentarios:

Publicar un comentario