Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

29 de abril de 2015

La Iglesia Unitaria del Beicon ¡una gran idea!



Al estilo de los pastafaris, esos simpáticos"adoradores" del Gran Espagueti Volador ¡loado sea su sagrado nombre!, en Nevada se ha constituido la Iglesia Unitaria del Beicon, una nueva "religión" paródica para luchar contra la omnipresente presencia de esas miles de religiones que idiotizan a los miembros menos favorecidos intelectualmente de nuestra muy particular especie. 


Así esta nueva iglesia tiene también sus mandamientos, aunque sólo nueve porque según nos informan en su propia página web intentaron llegar a 10, pero como se quedaron sin espacio en sus tablas de la ley pues no quisieron volver a empezar. Estos mandamientos son:

1.- Ser escéptico. Somos una iglesia de escépticos y ateos. Nuestra religión es dudar de la religión. Somos una organización sin profetas.

y recomiendan 

"Seguir aprendiendo. Aceptar los consensos científicos. Promover la ciencia y la razón."

Es decir todo una declaración de intenciones racionalista muy alejada de la permanente estupidez religiosa.

2.- Establecer límites al respeto [religioso se entiende]. Apoyamos la separación de Iglesia y Estado. Los argumentos basados en la fe de un grupo de personas no deben influir nada en las decisiones del gobierno que afecten a todos los ciudadanos. Las organizaciones religiosas que presionan al gobierno con su visión del mundo violan los derechos fundamentales de las minorías religiosas y de las personas no religiosas del mundo.

Es decir, cree en lo que te dé la gana pero no trates de imponer tus absurdas y risibles creencias al resto del mundo.

3.- Normalizar el ateísmo. Nos oponemos a la discriminación contra los no creyentes. Las personas religiosas no son superiores al resto de nosotros. Los escépticos y ateos no carecen de brújula moral. Somos una minoría importante y creciente. Nos merecemos ser respetados dentro de las familias, las comunidades y en el discurso público.


Porque hay que recordar que los ateos son uno de los colectivos más discriminados y perseguidos, muchas veces hasta la muerte, en todo el mundo.

4.- Normalizar la religión. Nos oponemos a los privilegios especiales en la ley para las organizaciones religiosas. No hay nada en las personas de fe y sus grupos que los haga mejores que las organizaciones no lucrativas seculares.

Que ya está bien de parasitar los impuestos de todos con esa tan ofensiva y falsa superioridad moral de los religiosos.

5.- Diviértete. Nos divertimos. Nos burlamos de todas las creencias, incluso de la nuestra. Aunque al menos el Tocino es manifiestamente real, a diferencia de dios, pero incluso algunos escépticos llegan a cuestionar esta "teoría".

Esta es una de la razones por las que soy ateo, no hay que andar por el mundo con ese aire de tristeza y humillación para hacer feliz al patético y represor diosecillo de turno.  

6.- Ser bondadoso. A diferencia de algunas religiones, no nos enredamos en improbables interpretaciones sobrenaturales acerca de la bondad que pueden ser manipuladas o malinterpretadas para justificar cualquier cosa. Únicamente se amable con la gente, respetando sus límites. Los Beiconitas aman a la gente de todas las razas, orígenes, orientaciones sexuales, géneros y creencias. El olor divino de Tocino es otorgado por igual a todas las personas (excepto aquellos que no tienen sentido del olfato, para quien los beiconitas sienten mucha lástima).

Porque no hay nada más absolutamente egoísta, inmoral y miserable que hacer el bien esperando una recompensa infinita en otro mundo, hecho que demuestra que las personas religiosas son simplemente unos patéticos cobardes que viven sus vidas como si de esclavos mentales se tratara.

7.- Ser generoso. Al igual que lo que algunas religiones enseñan, debes amar a tu prójimo. Por eso no aceptamos donaciones, pero animamos a donar a una serie de organizaciones benéficas recomendadas.

No me digan que no es verdaderamente admirable ¡nada de dinero para la iglesia! y si quieres regala parte de tu dinero a una causa justa, lejos siempre de esas falsas organizaciones cristianas que ayudan pero únicamente a cambio de la sumisión física y mental a las terribles directrices de sus siempre esclavistas diosecillos.

8.- ¡Alabado sea el Tocino! El Tocino es nuestro dios, pero eso es sólo una expresión de cariño. No creemos que el Beicon sea una realidad espiritual, aunque su olor sin duda es una experiencia divina. También nos gustan los donuts porque están agujerados. En el principio fue el Big Bang, que engendró todo el tiempo y el espacio. Finalmente los cerdos de sacrificio evolucionaron y el Dios del Tocino llegó a ser. ¡Alabado sea el Tocino! Si no te gustan los cerdos, puede alabar el tocino vegetariano  o el beicon de imitación. O simplemente disfruta de su olor. El Tocino no es celoso. Usted puede tener otros dioses o vivir sin dioses antes del Beicon.

Como ven toda una tolerante declaración de intenciones, totalmente alejada del fanatismo religioso de que "mi dios es único y no puede adorar a nadie más".

Y aquí viene una divertida herejía ya que los beiconitas

"Somos totalmente diferentes de los que adoran al Monstruo del Espagueti Volador, ya que preferimos nuestra pasta en la parte superior de nuestra tocino, mientras que ellos prefieren su tocino en la parte superior de su pasta. Pero eso está bien. Una vez más, aceptamos a todo el que ama el olor del tocino. Además, el Tocino es real."

Como se puede observar tolerantes hasta en la más profunda herejía. Y nuestros beiconitas siguen explicando su octavo mandamiento:

"El Gran Misterio del Tocino es saber si es masculino o femenino. El profeta del Tocino y fundador John Whiteside ha escuchado atentamente el freír del Tocino y ha sido incapaz de determinar su género partiendo del sonido del chisporroteo. No necesitamos entender todos los misterios acerca del Beicon para amar el olor del tocino."

Como ven, esto sí que es un verdadero misterio que no obliga a creer en nada estúpido del estilo de la infumable trinidad cristiana. Y ya finalmente le presento el último mandamiento y quizás el más importante.

9.- Pagar impuestos. A diferencia de otras iglesias, la Iglesia Unitaria del Tocino no reclama estatus alguno de exención de impuestos. Nosotros pagamos nuestros impuestos como todos los demás, porque no creemos que las religiones sean inherentemente mejor que los demás.

Y explican que

"En EEUU cada año se dejan de ingresar 88 mil millones dólares a causa de las exenciones de impuestos religiosos. Este dinero podría alimentar a todos los estadounidenses mediante cupones de alimentos y dejar además más de 10 mil millones para dar vivienda a los desamparados. Las religiones reciben muchos otros privilegios injustos, incluyendo no tener que informar de cómo se gastan las donaciones, una falta de supervisión que limitaría el abuso."

Y finalmente terminan con esta declaración

"Tenemos que bajar la religión de su pedestal y que sea algo normal, al igual que otras organizaciones no lucrativas. A diferencia de las iglesias de otras religiones, los beiconitas pagan impuestos y no piden donaciones, a menos que sea para subsidiar la industria porcina."

Así que ya saben, si están hartos de esas religiones de mentira únanse a esta tan racional iglesia. Yo por mi parte me haré politeísta y adoraré al Sagrado Tocino además del Gran Espagueti Volador. ¡Ramen!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario