Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

11 de marzo de 2015

Esos terribles y volubles dioses


Los dioses son esos terribles entes que, para satisfacer su infinito ego y por lo que se ve su eterno aburrimiento, no dudan en someter a sus insensatos seguidores a las más variadas y terribles torturas.


Porque hay que ser sádico para supuestamente crear a los humanos a su imagen y semejanza, dotándolos de órganos reproductores y luego sin embargo exigirles no ya castidad sino la terrible amputación del propio miembro viril, castración por lo que se ve necesaria para poder comprender y entrar en comunión con el sanguinario dios. 

Pues eso es lo que exige una divinidad hindú a sus devotos seguidores, a través por supuesto del siempre santo y demente gurú de turno porque ya sabemos que los dioses son siempre parcos en palabras y no tienen a bien mostrar su pavorosa voluntad directamente al populacho. De tal manera que, al menos unos 400 de estos alucinados han seguido el espantoso pero santo consejo y se han automutilado masoquistamente eliminando de raíz sus atributos sexuales. Por cierto, que obsesión tienen todas las deidades en que no se use esa pequeña pero muy importante parte de nuestra anatomía. 

Y como esta variante del hinduismo tiene unos 40 millones de seguidores repartidos por todo el mundo, pues imaginen si esta terrible orden divina se cumple entre todos sus miembros, nunca mejor dicho.  

Lo único quizás positivo (entiendan la ironía) de todo este sangriento y patético asunto que confirma que los verdaderos creyentes deberían estar sometidos a estricto tratamiento psiquiátrico, sería que en el caso de que cundiera el ejemplo entre todos estos débiles mentales se ayudaría a controlar la terrible explosión demográfica actual del mundo y además millones de descerebrados se extinguirían rápidamente al no dejar descendencia alguna que perpetuara el ignorante ciclo de irracional desvarío religioso en el que están inmersos.  


1 comentario:

  1. Durante los primeros siglos del cristianismo estuvo bastante extendida la práctica de la emasculación. Una verdadera pena que no hubiese continuado por más tiempo. Hoy no padeceríamos los efectos de tan ominosa ideología.

    ResponderEliminar