Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

11 de agosto de 2014

El criminal literalismo bíblico de los testigos de Jehová

Dentro del disparatado mundo de la religión, en donde todo es absurdo, el despropósito alcanza su culmen cuando el literalismo bíblico choca con la más elemental cordura.


Porque ¿qué tiene que pasar para que una madre haya sido adoctrinada de manera tan absoluta que escoja las absurdeces de su fanática religión antes que la vida de su propio hijo de 13 años? Y la madre sabe que negando las transfusiones de sangre que demandan los médicos que atienden a su hijo, éste morirá irremediablemente, pero aún así esta demente (que debería perder inmediatamente la custodia de su hijo) se niega a consentir el tratamiento médico, de tal manera que un juez ha tenido que ordenar la transfusión.

Pero por supuesto, el juez en lugar de recriminar ese delictivo comportamiento, pues contemporiza asegurando que
"entiende los motivos de la madre"
¿motivos? pues que esta pobre ignorante carcomida por las invenciones de otros más locos que ella ha perdido toda capacidad de raciocinio y debería ser ingresada en una clínica psiquiátrica  bajo estricto control médico.

Y el juez continúa justificando a la demente madre con estos peregrinos argumentos
"Reconozco y respeto, el conflicto exquisitamente difícil con el que la madre se enfrenta como en un combate de lucha libre: tratando por un lado de ser fiel a los principios de su religión incluso ante la perspectiva bastante terrible del deterioro de la salud de su hijo."
¡Pobre madre! Compadezcámonos de ella y si es necesario elevémosla a los altares de la santidad, puesto que lucha denodadamente entre su locura y la vida de su hijo.

Esta es la gran perversidad de la religión, porque si un padre pone en riesgo innecesario y mortal a su hijo, los poderes públicos actúan de inmediato y el irresponsable progenitor puede incluso acabar en la cárcel pero, ¡Oh, milagro! si el insensato ascendiente alega que un pastor de cabras o de ovejas, una virgen, un esquizoide célibe, una zarza ardiente, un elefante mágico, un ermitaño anoréxico, una paloma celestial o una aparición del más allá le exige poner en riesgo la vida de su vástago por una oscura tradición que se pierde en la noche de los tiempos, pues entonces no hay problema alguno, el padre debe ser tratado exquisitamente porque la sacrosanta libertad de alucinación está por encima de cualquier otra consideración.



2 comentarios:

  1. Lo que nunca he entendido de estas religiones es por qué unas cosas sí y otras no. Es decir si tienen un dolor de muelas van al dentista para que se las traten o extraigan, pero ello implica que su Dios quiso que padecieran ese dolor, es decir dónde está el umbral para que unas cosas importen y otras no. Ya sé que esto tiene un impacto social menor o nulo para rebatir un sistema de creencias sobrenaturales (aunque para mí no) pero siempre me ha hecho gracia.

    Por otra parte qué quieres que diga cuanta más gente estúpida muera mejor, la putada es que muera el niño por culpa de sus padres y sé que ese es el dilema que planteas, es triste y un problema que no haya una ley férrea y que un juez tenga que dar rodeos a sus explicaciones para no crear polémica social, cuando el juez solo tendría que haber dado esta explicación: Mire señora el estado tiene el deber de proteger la vida de su hijo enfermo con la mejor ciencia médica disponible hasta el momento, cuando su hijo sea tratado usted y su familia tienen la posibilidad de encontrar hogar en otro país con leyes acordes a su sistema de creencias, buenos días.

    ResponderEliminar
  2. vamos que puedes decir lo siguiente sin ningún tipo de condena:
    ``Quiero que mi hijo muera para que yo pueda ir a mi propio planeta donde los negros serán los sirvientes´´

    ResponderEliminar