Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

11 de junio de 2014

Si haces la católica comunión el ayuntamiento de tu pueblo te regalará un bonito reloj, si no ¡ajo y agua!



Hay noticias que hay que leer dos veces para asegurarse que vivimos en el año 2014 y no hemos dado un salto en el tiempo al estilo de Marty McFly a la triste y rancia década nacionalcatólica de los años 50.

Porque un ayuntamiento granadino lleva años regalando, con cargo al erario público por supuesto, un reloj a cada niño del pueblo que hace la sacrosanta y cristiana comunión. Y por tanto, aquellos impíos hijos de padres herejes, judíos, ateos, moros, budistas o ya puestos seguidores del Gran Spaguetti Volador ¡loado sea en todo el Universo su santo y poderoso nombre! pues se quedan sin regalo (ajo y agua al estilo del popular dicho) y santas y nazionalcatolicas pascuas. ¡Y a tomar vientos la separación entre iglesia y estado!

Les dejo con la foto de los felices niños católicos y su bonito reloj, que los otros se habrán quedado con una cara que para qué.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada