Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

17 de octubre de 2013

¿Hasta cuándo toleraremos la evasión fiscal de multinacionales y grandes fortunas?



En este mundo globalizado en donde todo son ventajas para el gran capital pero en cambio parece ser que no tiene ninguna obligación es ya tiempo de reformar el sistema económico.

Así dos recientes noticias económicas pueden servir como muestra de esta injusta asimetría en donde únicamente los trabajadores contribuyen con sus impuestos mientras que multinacionales y grandes fortunas eluden sus obligaciones fiscales bajo la eufemística ingeniería fiscal (que en realidad esconde pura y delictiva evasión de impuestos).

 

Así que ya es hora de reformar de verdad este injusto sistema económico para impedir estos abusivos y delictivos comportamientos económicos de aquellos que se enriquecen de manera tan escandalosa como egoísta. Porque luego claro está, nuestros neoliberales gobernantes no vienen con el cuento de que no hay dinero para el estado del bienestar y que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.




No hay comentarios:

Publicar un comentario