Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

26 de agosto de 2013

España cada día más cerca del Tercer Mundo



Si se mira con perspectiva, la terrible crisis económica que llevamos padeciendo estos últimos años tiene la cualidad de estar haciendo aparecer todos los defectos y las mentiras sobre las cuales se construyó la famosa democracia española, fruto de un lavado de cara superficial de las estructuras anquilosadas y antidemocráticas tanto políticas como económicas de la dictadura franquista, pero por supuesto sin cuestionar ni un ápice los verdaderos centros de poder tradicionales.

Así mientras duraron los años de bonanza, el crecimiento de la economía permitió mantener el espejismo de una mejora temporal en las condiciones socioeconómicas para la gran mayoría de los ciudadanos pertenecientes a la siempre oprimida clase trabajadora, pero en cuanto llegaron los problemas económicos el propio sistema aferrado a la estructura heredada del franquismo ha vuelto a poner las cosas en su sitio. Así mientras los dos grandes poderes fácticos de este país: la Iglesia católica y el Ejército no sólo no han sufrido recorte alguno en su milmillonarias asignaciones presupuestarias, sino que en algunos casos incluso han aumentado sus aportaciones, por el contrario se está desmantelando en la práctica todo el estado del bienestar para el común de los mortales: educación, sanidad, justicia social, etc.

¿Y qué decir del propio sistema económico? Si estamos pasando el peor año de la crisis ¿cómo es que la Bolsa de Madrid se encuentra en máximos anuales? Pues porque los grandes empresarios saben que siempre podrán contar con la ayuda del papá estado, sí ese mismo sistema público que tanto calumnian y al que quieren hacer desaparecer, bueno excepto en el caso de las subvenciones para poder seguir continuando el capitalismo de salón al que están tan acostumbrados. Ya que en España siempre habrá disponibles unas decenas de miles de euros de dinero público para sanear bancos quebrados o para regalar a empresas eléctricas con la triquiñuela del famoso déficit tarifario.

Y en cambio nos acercamos peligrosamente al abismo de la injusticia social más criminal cuando empiezan a aparecer casos de niños malnutridos que necesitan ser alimentados en los propios colegios tal y como se ha tenido que hacer en algunas comunidades como Andalucía o Cataluña o cuando cientos de miles de familias deben recurrir a la caridad de los bancos de alimentos para poder seguir malviviendo mientras son desahuciadas de sus propias casas.

Y dentro de este desolador panorama únicamente hay que recordar que España no es un país pobre del tercer mundo, sino la teórica novena potencia mundial con docenas de multinacionales tanto foráneas como patrias que obtienen miles de millones de euros al años de beneficios, aunque por supuesto a todas ellas junto con las grandes fortunas se les permite la famosa ingeniería fiscal para en la práctica no pagar impuesto alguno, por lo que no es de extrañar que en esta España asolada por la crisis económica lo único que aumente sea el número de personas adineradas. Por lo que al final las arcas del erario público quedan cada día más escuálidas, y así se justifican nuevos recortes que empobrecen más al general de la población y nuestra "democracia" se aleja más y más de la más elemental justicia social y millones de españoles tienen que volver a depender de la caridad como único medio de vida. Vergonzoso e indignante.  



2 comentarios:

  1. bueno, esta publicación me a recordado el papel de las insitituciones judiciales de nuestro país, los órganos y componentes del poder judicial y el papel determinante de los dos grandes partidos (pp y psoe), y, aunque imagino que dentro de las filas del psoe no puede haber simpatizantes del régimen franquista, si que es fácil distinguir responsables políticos que, ocupando cargos destacados en los diferentes gobiernos progresistas, han tenido un comportamiento "sospechoso" (no son sus palabras sino sus actos) prometiendo cambios que nunca llegaron, obstaculizando de esta manera que se cumpliera la premisa constitucional que nos dice que, en España, la justicia emana del pueblo (CE). aquí, los nostálgicos del franquismo podrían respirar y sentir la esencia de aquella época no tan lejana en el tiempo. pero además, y lo que me parece más insultante, sobretodo para los votantes del psoe, lo cómodos que se han sentido los gobiernos (los poderes ejecutivos) de gonzalez o zapatero a la hora de manipular y controlar este poder, en teoría independiente. Sin duda, se trata del poder del Estado con más franquistas activos desde 1978 (distinguiendo entre "franquistas de franco y fraquistas por sus hechos"). Viva la democracia a la española!!

    ResponderEliminar
  2. Por lo menos el Ejército dejó de incordiar (recuerden las varias intentonas de golpes de estado) y de dar “consejos” políticos. Lo de la Iglesia católica es peor: ni se callan, ni renuncian a ninguna prebenda.

    Gracias al PP, que actúa como su brazo político, y al PSOE, que no se atreve a ponerle límites ni teniendo mayorías parlamentarias, me temo que tendremos una iglesia católica metomentodo hasta que las ranas críen pelo.

    ResponderEliminar