Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

11 de febrero de 2013

Incompetencia y avaricia a partes iguales en las privatizaciones sanitarias



En la España actual estamos sometidos a un constante bombardeo de mentiras, manipulaciones y engaños para justificar el desmantelamiento de la sanidad pública y su posterior reconversión bajo la batuta de las grandes multinacionales del sector. Se nos repite machaconamente desde el gobierno y sus corifeos mediáticos que la sanidad privatizada es más barata y eficiente que la supuestamente anquilosada medicina pública. 

Y la reciente noticia del escándalo destapado en el Reino Unido creo que ayuda a desenmascarar este cúmulo de interesadas y falsas declaraciones sobre las supuestas bondades de la gestión privada de la medicina. Así se ha descubierto que en la gestión del hospital inglés Mid Staffordshire se había favorecido

"la consecución de objetivos económicos por encima de la calidad del servicio"

a los pacientes. En este hospital para ahorrar se habían contratado médicos y enfermeras sin la adecuada cualificación con el resultado de graves errores médicos que han costado la vida a cientos de enfermos en los últimos años. La falta de personal era tan grave que la alimentación y la higiene de los pacientes se resintió profundamente.

Pues bien este es destino final que nos aguarda al convertir a los pacientes en meras cifras de un balance económico con las privatizaciones sanitarias: incompetencia y avaricia a partes iguales.

P.D.

Les dejo con algunas de las víctimas de esta desgraciada mercantilización de la sanidad.


3 comentarios:

  1. En la sanidad existe con frecuencia el médico que se hace el tonto y diagnostica mal para que te aburras y te vayas a la medicina privada. Y que no me vengan con el típico tópico de "la excepción no hace la regla".

    ResponderEliminar
  2. No hay ningún estudio serio que diga que es más efectiva la sanidad privada, ni siquiera más barata, que hay que recordar, que no es lo mismo que efectiva.
    La empresa privada no trabaja por amor al arte, quiere beneficios, cosa justa por otro lado. La empresa pública no necesita beneficio, puede conformarse con cubrir costes, pues lo que se busca es dar un servicio. Dando los mismos servicios, por definición, ha de ser más barato en la pública, incluso aunque los recursos estén mejor pagados que en la privada (que no es así), porque pueden permitirse el "lujo" de pagar más.

    Si el "sobrepago" de la pública iguala el beneficio de la privada, el coste seria el mismo, aún comprando más caros los recursos, ya que no necesitan beneficio. Con lo cual, un gestor de la sanidad pública siempre sería capaz de ofrecer lo mismo que la privada a un coste igual o inferior.

    La única forma de la privada de bajar los precios es dejar de prestar servicios menos rentables. Con esto se gana en eficiencia económica, pero se pierde en eficacia médica, ya que hay algo que se deberá de dejar de hacer, de cubrir.

    Puede ser que los gestores públicos sean muy malos, pero casualmente, son los mismos que están en la privada una vez privatizado el negocio, como en el caso de Alzira.

    En todo caso, el sector público debería de tener normas para escoger un gestor adecuado, pero manteniendo la eficacia médica y no privatizar la gestión, donde la eficacia médica pasa a un segundo plano. Y es que, las empresas buscan beneficio, y los enfermos de cáncer tienen enfermedades muy largas y costosas. Si no se atienden ganamos más dinero, somos más eficaces (financieramente)
    http://humanosono.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. juan perez garcia

    No sólo es que "No hay ningún estudio serio que diga que es más efectiva la sanidad privada, ni siquiera más barata..." sino que los estudios indican que la sanidad privada es más cara e ineficiente que la pública tal y como indico en

    http://lacienciaysusdemonios.com/2013/07/15/32632/

    ResponderEliminar