Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

18 de julio de 2012

La iglesia Happy Science es la última imbecilidad religiosa, por ahora


No sólo es que la fértil locura de los truhanes no descansa sino que además se adapta a los nuevos tiempos con ritmo vertiginoso. Por ello como no podía ser de otra forma un avispado japonés de nombre Ryuho Okawa, imagino que harto de trabajar y vivir en la robotizada y asfixiante sociedad nipona, se autodenominó Buda viviente de una nueva religión denominada Happy Science, que como su nombre indica trata de aunar la mecánica habitual de las religiones con la ciencia en una mezcolanza difícil de digerir salvo para aquellos ignorantes siempre dispuestos a buscar en cualquier timador el misticismo que de sentido a sus anodinas vidas.
La gran misión de esta religión que predica la paz, el amor, la armonía y la felicidad es crear un reino de dios perfecto. Vamos, como todas. Así que por ahora nada nuevo bajo el sol. Nuestro protagonista piensa que la sociedad del futuro se basará en el conocimiento y los avances científicos (vean que como buen visionario predice algo que ya es del dominio público desde hace décadas) pero sobre una filosofía que afirma la existencia de un mundo espiritual y la reencarnación. Aquí se nota la influencia oriental, se ve que sin reencarnación no se le apunta ni dios a su religión en el extremo oriente.
Ahora vayamos a los fundamentos teológicos de esta religión aunque ya les adelanto que no son para nada nuevos ni sorprendentes. Parece ser que existe un dios (con nombre de cantaor de flamenco gitano o de canción italiana melosa del festival de San Remo) llamado El Cantare. De verdad que no es broma, se ve que desde la óptica japonesa tendrá gancho. Este dios supremo vive en la novena dimensión del mundo espiritual (ahí es nada) y agárrense porque es el líder de múltiples espíritus evolucionados como Jesucristo, Moisés, Confucio, los ángeles, los arcángeles, el Tathagata o Buda o los Bodhisattvas.  El Cantare ha ido enviando a la Tierra a lo largo de los siglos a diversos sabios y mesías como Jesucristo, Moisés, Mahoma, Confucio o Sócrates para guiarnos hacia el mundo celestial, por lo que en realidad es el Elohim del antiguo testamento, el dios padre de la biblia cristiana y Alá del Corán. Vamos todo en uno, pero con los diversos nombres que le han ido poniendo los diferentes alucinados a través del tiempo.
No piensen que esto es únicamente la locura de un timador puesto que según su propia web la iglesia está repartida ya por unos 90 países con varios millones de adeptos. Por ejemplo cuenta con unos diez mil seguidores en Uganda de tal forma que hasta los predicadores protestantes del país la consideran un poderoso enemigo a batir. Y como siempre, el nuevo dios El Cantare no puede ser invocado en la intimidad, sino que necesita para poder ser adorado adecuadamente, aunque sea en un país asolado por la miseria como Uganda, megalómanas construcciones como la siguiente, faltaría más.


Además parece ser que desde el último siglo Japón es una incubadora en donde cada pocos años aparece algún tipo de nueva religión. Sólo desde la segunda guerra mundial han aparecido en el país del sol naciente una veintena de estas nuevas religiones.
En resumen, se cogen varias religiones ya establecidas, se mezclan sus fundamentos, se añade un poco de ciencia y se promete la felicidad y el amor; se agita todo muy bien y ya tenemos otra absurda imbecilidad lista para embaucar a varios millones de deficientes mentales repartidos por todo el globo. Y a vivir del cuento que son dos días. Les dejo con la imagen del nuevo Buda viviente recien salido de la peluquería con una buena depilación de cejas.



P.D. a 12/9/2012

Leo en el blog de Juan Arias en El País que existen templos sintoístas en Japón que ofrecen ritos y bendiciones para aparatos tecnológicos. Así por ejemplo se puede pedir protección divina contra los virus de ordenadores. Lo dicho, los truhanes y mentirosos de lo divino es que no descansan. Les dejo con uno de sus rituales.


1 comentario:

  1. Me creo más las cosas que pasan en Dragon Ball Z. Hoy recibí un folleto que me invita a participar en la Japi Saiens y me encantó porque ahí aparece la representación gráfica de El Cantare y reviví lo mucho que me gustó la película Atlantis. Es igualito!: una fuerza suprema de donde se desprenden otros dioses o iluminados pero además según esa gráfica el lider de la Happy Science es el más fregón de todos los tiempos. Y no me extraña porque el señor es gresado de leyes experto en comercio en finanzas internacionales. oSEA que su secta viene a ser de calidad, jajajajja

    ResponderEliminar