Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

20 de abril de 2012

Enseñanza del paganismo en Inglaterra


Ya he comentado en diversas entradas de este blog que la única solución racional, justa y democrática para el desempeño de la libertad religiosa, es que el estado sea absolutamente neutral respecto a las creencias dejando de apoyar y financiar a las diferentes confesiones. Porque de lo contrario se crean situaciones cada vez más absurdas puesto que hay que ir dando derechos y dinero a un número mayor de religiones. Así en España en lugar de eliminar la financiación del adoctrinamiento católico (que hubiera sido lo justo y razonable) hemos tenido, en nombre de la no discriminación, que ir abriendo nuestras escuelas a pastores protestantes, imanes musulmanes y demás mediadores de lo sobrenatural con arraigo en nuestro país. Y por supuesto todos ellos pagados con cargo al erario público, porque ya se sabe que los intermediarios divinos son expertos en parasitismo y lo de trabajar para ganarse el sustento pues más bien poco.
Este proceso de apertura religiosa es mucho más acusado en otras democracias occidentales de tal forma que incluso algunos colectivos, dándose cuenta de que bajo el escudo protector de la religión no sólo se pueden defender sino que quedan protegidos y a salvo de cualquier crítica o examen los más diversos comportamientos por muy antidemocráticos, discriminadores, ofensivos, ilegales o absurdos que éstos sean ya que la libertad religiosa es siempre sagrada, están utilizando las creencias para “defender” las más variopintas ideas. Así por ejemplo en Suecia, apareció y se legalizó el kopimismo (la religión del intercambio de archivos). Para mostrar de forma irónica y festiva lo absurdo de este proceso de legalización y sacralización de las creencias en democracia, también apareció en EEUU el pastafarismo, religión paródica que se ha extendido con derechos inalienables a otros países occidentales.
Pues bien, como la mente ociosa de los crédulos en su alucinación es infinita pues imaginen donde podemos acabar. Pues más o menos como en el condado de Cornualles en Inglaterra. Allí el consejo escolar ha aprobado que el paganismo sea una religión oficial más y que deba ser enseñado en las escuelas. A partir de ahora en los colegios se enseñará brujería, druidismo y dioses antiguos como Thor en igualdad de condiciones con el cristianismo, el islam o el judaísmo. Por supuesto esto no ha sentado nada bien a los cristianos locales argumentando que ya hay poco tiempo en las escuelas para enseñar la verdadera religión como para perder el tiempo en una creencia minoritaria, ya que se estima que sólo existen unos 40 mil paganos en el Reino Unido.
Total que al final como sigan así las cosas, los colegios terminarán por dedicar la mayoría del tiempo escolar a exponer y enseñar la infinitud de alucinaciones, que la desbordada imaginación de los timadores ha ido inoculando a lo largo de milenios de ignorancia y superstición en el carcomido cerebro de los millones de ilusos y crédulos que por desgracia deambulan por la faz de la Tierra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario