Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

31 de octubre de 2016

Iahvé ha castigado (merecidamente por supuesto) a Italia



De sobra son conocidas las malas pulgas de ese iracundo Iahvé, capaz de exterminar pueblos enteros y hasta la Humanidad al completo cuando no se cumplen sus más que particulares deseos.


Y aunque llevaba bastante tiempo alejado de los asuntos terrenales,  el irascible diosecillo parece ser que ha recibido la llamada de auxilio de ese pueblo suyo elegido formado por circuncisos con tirabuzones. Y así ni corto ni perezoso ha decidido castigar, tal y como nos informa un piadoso judío miembro del gobierno israelí, a Italia con un par de terremotos por haber osado votar en contra del más que sagrado estado de Israel en un debate en Naciones Unidas.

Y como siempre lo increíble del caso no es que haya un débil mental que se crea semejante sarta de estupideces sino que no esté fuertemente medicado y sin embargo tenga responsabilidades de gobierno en un país, no lo olvidemos, que posee armamento nuclear. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada