Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

23 de septiembre de 2016

Los resultados de la maravillosa medicina privatizada



Estamos más que acostumbrados a oír el eterno y mentiroso soniquete de que lo público es siempre una chapuza y que la empresa privada es la solución, por lo que es necesaria la privatización de todos los servicios públicos para hacerlos más baratos y eficientes.

Sin embargo la realidad es dura y los hechos incontestables ya que existen múltiples estudios que demuestran que la sanidad con ánimo de lucro es mucho más cara e ineficiente que la medicina pública

Y para encontrar el último ejemplo no hace falta ir muy lejos, solo a esa Galicia que gracias al PP está consiguiendo tener un medicina privatizada al estilo de los EEUU, en donde se acaba de destapar una nuevo escándalo sanitario que demuestra muy a las claras lo que significa transferir la salud y la vida de los ciudadanos a empresas cuyo objetivo es conseguir los mayores beneficios posibles, y eso por supuesto solo se puede conseguir recortando la calidad asistencial.

Así el transferir pacientes oncológicos desde los hospitales públicos a los privados ha conseguido el nefasto record de aumentar un 20% la tasa de mortalidad en los pacientes "privatizados". ¡Todo un logro de una medicina privada! que además es casi siempre mucho más cara para las arcas públicas (y por tanto para nuestros impuestos) que la sólida sanidad pública española que se encuentra entre las mejores del mundo. Pero eso que importa, siempre y cuando sirva para enriquecer a los políticos que delictivamente aumentan la cuenta de resultado de las empresas del sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada