Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

9 de junio de 2016

No hay nada más increíblemente estúpido que un homosexual cristiano devoto

Imaginemos un individuo que es despreciado, insultado, humillado y porque vivimos en un país occidental del siglo XXI, que si no lo mismo acaba lapidado por personas a las que lleva 15 años regalándoles su tiempo, su dinero y sus sentimientos ¿qué es?¿un idiota? Pues no, es simplemente un devoto cristiano homosexual.


Resulta que la siempre homófoba iglesia católica, esa misma que lleva 2.000 años demonizando, cuando no exterminando homosexuales ha decidido en su lógica consecuencia discriminadora que un gay, casado por lo civil con otro hombre, no puede ser Hermano Mayor de una Cofradía religiosa. Hasta aquí algo que ni siquiera debería ser novedad a estas alturas. La verdadera noticia es que el protagonista de esta rocambolesca historia lleva más de una década dedicado en cuerpo y alma a la Hermandad católica de los Emigrantes y además completamente orgulloso como indica la siguiente fotografía.



¿Se imaginan a un judío o un gitano generosamente dedicados al servicio del Partido Nazi? ¿Puede un negro donar dinero, coser caperuzas y encender hogueras para mayor gloria del Kukuxklán? Pues algo similar es lo que está haciendo este pobre hombre alineado, que por su manifiesta esquizofrenia debería consultar con un psiquiatra por sus evidentes delirios masoquistas, porque parece que no se ha enterado de lo que opinan de él nuestros siempre cavernícolas obispos patrios.


4 comentarios:

  1. Ser gilipollas no es delito...de momento....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, pero estos casos son la prueba más evidente de que la religión es toxica y destruye el cerebro. Lo que sí debería ser delito es este adoctrinamiento tan letal para el raciocinio humano.

      Eliminar
  2. Desde el comienzo existe un problema sexual en el cristianismo. Como ejemplo podemos citar su big brother que se incomodó que Adán se hubiera cubierto la polla con una hoja, incómodo este que lo llevó a desterrarlo del paraíso. O David que pidió doscientos prepucios de regalo para un casamiento. Y después de incomodan con un marido que tiene marido. Los reconocidos “binbin y bonbon”. Es que es una institución que no permite diplomas de fuera de ella. Para ser un homosexual reconocido por la iglesia, debes haberte tornado homosexual dentro de la iglesia, como comúnmente ocurre con el clero en general. ¿Cómo se atreven a querer ser parte de la congregación si no dieron el culo por primera vez dentro de terreno santo?. Los gays de hoy no tienen respeto a la tradición. ¿Dónde vamos parar? Para ser un gay aceptado en la iglesia tiene que ser follado mirando la cruz, pensando en el sufrimiento de nuestro señor; en terreno santo; sobre la supervisión de un hombre santo, vestido con sotana, de polla bendecida. ¿Se piensan que dar el culo por ahí le permite entrada directa a la iglesia, sólo porque para los ignorantes el efecto es el mismo?. ¡Qué barbarie! Porque de la misma forma que al morir debes estar pensando en dios para entrar en el paraíso, en tu primer orgasmo, o por defecto, en tu primera penetración de alongamiento del esfínter anal, debes estar pensando en dios, para no desviarte del camino al amor eterno, que es un amor del carajo. No da para creer que aun en el siglo XXI hayan gays queriendo saltar para dentro de la panela gay eclesiástica, sin la carrera explicita necesaria e inmutable, como si fuese tan fácil sólo porque se asemeja.

    ResponderEliminar
  3. Se puede decir mas fuerte, pero no más claro.
    Y ahora voy y lo tuiteo y lo facebookeo

    ResponderEliminar