Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

16 de noviembre de 2015

El peligro del yihadismo musulmán no está en los atentados


Después de la terrible carnicería del viernes en Francia donde piadosos musulmanes han seguido al pie de la letra las demenciales enseñanzas del beduino pederasta y genocida no han tardado en aparecer las voces de siempre, los corifeos de la mentalidad más reaccionaria (aún cuando algunos de ellos se autodenominen liberales, socialistas o incluso progresistas) que no han tardado en pedir lo mismo de siempre: ojo por ojo y diente por diente.


Y a ellos se ha unido nada más y nada menos que el presidente de la República Francesa, Hollande que ha declarado que los criminales atentados han sido un
"acto de guerra que estaba preparado, organizado y planificado por [...] un ejército yihadista contra Francia"
y que por supuesto
"Francia será implacable con esta barbarie, porque ha sido agredida enorme, vergonzosa y violentamente" y que " se utilizarán todos los medios que sean necesarios tanto dentro como fuera de Francia, en cooperación con nuestros aliados internacionales"
Palabras que parecen calcadas de las que pronunció el infame George Bush hace ya casi tres lustros para justificar su desastrosa Guerra contra el Terrorismo.

Y para que el símil sea ya del todo completo François Hollande va a presentar de manera urgente un proyecto de ley para prorrogar durante tres meses el estado de emergencia, en una copia casi exacta a las dictatoriales leyes del  "Acta Patriótica" que legalizaron de facto los malos tratos, la tortura y los asesinatos indiscriminados en EEUU y en resto del mundo en nombre de la siempre sacrosanta Seguridad Nacional.

Y lo peor de todo es que en España, en donde superamos la terrible matanza del 11M ahora un sindicato de la Guardia Civil solicita que se refuerce la seguridad aunque
"ello suponga restringir o limitar algunos derechos y libertades como, por ejemplo, en lo relativo a comunicaciones y a la apertura de fronteras"
Aunque para mí es un misterio incomprensible cómo cerrando las fronteras se va a acabar con el yihadismo, cuando muchos de los asesinos musulmanes de Francia, Inglaterra o España eran ciudadanos nacidos y con todos sus derechos en los respectivos países donde atentaron.

Lo que nadie parece entender (interesadamente por supuesto) es que el problema del yihadismo en Occidente se basa en dos pilares fundamentales: primero la existencia de millones de personas de origen musulmán a las que hemos abandonado en guetos, sin esperanza ni futuro y segundo que estas masas de desheredados son fácilmente manipulables por esos execrables príncipes wahabitas de la fanática Arabia Saudí que financian su medieval e intolerante religión en nuestras propias narices, sátrapas a los que por cierto todos los líderes occidentales con el ahora atribulado y también colérico Hollande a la cabeza rinden constante y humillada pleitesía para así poder seguir haciendo negocios con estos fanáticos asesinos.


¿No sería más efectivo que en lugar de destruir la poca democracia que nos queda con las cada vez más represoras y dictatoriales leyes sobre "seguridad" se fuera al fondo del problema y se cortaran todos los lazos económicos y políticos con esos dementes saudíes aislándoles completamente, para que así sin ayuda de nadie, sin armas, sin lujos, sin poder vender un barril de petróleo, y persiguiendo sus cuentas en paraísos fiscales volvieran a vivir como a ellos tanto les gusta: con sus cabras y sus camellos en sus medievales tiendas? Pero claro, ello significaría que miles de grandes empresas reducirían su cuenta de resultados y eso es una herejía que el actual mundo neoliberal no puede permitirse, por lo que seguiremos siendo atacados una y otra vez por los mismos a los que luego vendemos trenes de alta velocidad y todo tipo de armamento a cambio de ese petróleo manchado de sangre que llena el depósito de nuestros automóviles.

3 comentarios:

  1. Me gusto tu analicis, muy bien explicado y expuesto.
    La verdad tienes razon, los paises se reusan a cortar lazos con ellos, pero luego lloran cuando los atacan; para eso existe la palabra HIPOCRECIA

    ResponderEliminar
  2. La lucidez no vende!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sólo para constar, la mayoría de los cristianos no saben que los libros del dios del desierto son el Torá revelado a Moisés (antiguo testamento); los Salmos, revelados a David y los evangelios revelados a Jesús (nuevo testamento) y el Corán revelado a Mahoma. De los considerados profetas por el islán, existen entre ellos Adán (el terrible comedor de manzanas), Noé (el zoofílico), Abraham (el psicópata mor), Lot (el estuprador incestuoso), Moisés (el retardado), Ezequiel, David (el homosexual), Salomón, Jonás (el gastro-biólogo marino), Jesús (el nazareno demente), Mahoma (el pederasta psicópata), entre otros. De los 27 profetas musulmanes, 26 son judeocristianos.
    ¿Cómo los creyentes anormales pueden afirmar que leer la biblia es algo bueno para los niños?.

    ResponderEliminar