Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

1 de julio de 2015

Europa: como desaprovechar la inversión en energías renovables




Aunque los diferentes estados de la UE están realizando esfuerzos encaminados a la implantación de energías limpias, resulta que la ausencia de una visión de conjunto global está desperdiciando en gran parte el enorme esfuerzo económico realizado hasta ahora por la absoluta estrechez de miras de los gobernantes tanto nacionales o como europeos.

Aunque en teoría la UE se creó para obtener sinergias de la asociación de diferentes países, resulta que a la hora de la verdad este organismo supranacional se parece más en realidad al famoso ejército de Pancho Villa en donde cada país hace la guerra por su cuenta. Y el ejemplo paradigmático es la producción de energía eléctrica solar. 

Tal y como se muestra en la siguiente tabla cada uno de los países de la UE ha desarrollado en mayor o medida un mercado de generación eléctrica limpia a partir de la inagotable energía del sol.



Así Alemania encabeza este ranking solar con una potencia instalada a finales de 2014 de más de 38.000 MW, seguido de Italia y luego ya bastante más retrasados de Reino Unido, España y Francia. Si se estudia en detalle la producción de energía se observa que en general los países que han instalado más potencia, es decir aquellos que tienen más paneles solares, generan más energía eléctrica, pero por ejemplo el Reino Unido tiene mayor potencia instalada que España pero genera mucha menos energía limpia proveniente del sol. Esto es así porque en los países más soleados las placas fotovoltaicas están más tiempo funcionando y obtienen mayores rendimientos. 



   

De tal manera que si dividimos la energía producida (los Gwh) en cada país por la potencia instalada en MW obtenemos la siguiente gráfica:


en donde se puede observar que la mayoría de los países obtienen rendimientos de alrededor de 1 GWh o menos por cada MW de potencia instalada. Algunos países como Francia, Bulgaria o Italia obtienen alrededor de 1,2 GWh y en otros cuatro países (Grecia, Portugal, Chipre y España) se llega a un rendimiento de más de 1,5 GWh. ¿Qué significa esto? Pues que no hace falta ser premio Nobel para entender que no es muy inteligente colocar placas solares en Helsinki, Berlín o Praga cuando por el mismo precio se pueden instalar en España, Grecia o Portugal. 

Además se puede calcular la energía eléctrica que se está dejando de producir por no haber realizado una verdadera planificación europea de energía fotovoltaica. Así si las placas solares instaladas en los países con barras en rojo del gráfico anterior se hubieran colocado en los 4 países con mayores rendimientos (los de las barras verdes) la energía eléctrica producida hubiera pasado de 48.500 GWh (que es lo que producen estos países) a 84.600 GWh, es decir un aumento del 74%. Por supuesto que no toda esa energía sería utilizable ya que su transporte por los cables de Europa tiene su costo. Según datos de Endesa, por cada 1.000 km de tendido eléctrico se pierde un 3% de la energía transportada, por lo que si queremos llevar energía eléctrica por ejemplo de Huelva a Helsinki, como hay unos 4.500 km de distancia entonces la pérdida sería de un 13,5% del total. Es decir que en el peor de los casos el aumento de producción de la energía solar pasaría del 74% antes calculado a un todavía más que respetable 60,5% si se hubiera planificado una verdadera política fotovoltaica europea, sin haber gastado ni un euro más salvo quizás invertir más en la interconexión eléctrica de los diferentes países, medida que rápidamente sería amortizada por esa gigantesca nueva producción de energía.  

Así que en resumen, la eficiencia económica y el propio planeta están pidiendo a gritos que Europa deje de ser una simple asociación de países y se convierta finalmente en una verdadera entidad real en donde se planifiquen las políticas con inteligencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada