Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

18 de febrero de 2015

Los ateos son más "inteligentes" que las personas religiosas



Un metaanálisis sobre inteligencia y religiosidad ha demostrado lo evidente: los creyentes son menos "inteligentes" que los ateos, cuando esta capacidad intelectual se mide con los famosos test de inteligencia.

Lo primero que hay que aclarar es que estos test no miden en realidad la inteligencia, sino que clasifican a las personas por su grado de cultura/educación, es decir el antiguo concepto de persona más o menos "culta": cuanta educación ha recibido una persona, su adaptación al sistema escolar, los conocimientos y nociones básicas de la enseñanza (matemáticas elementales, lógica abstracta, riqueza de vocabulario, etc.).

Por tanto estos estudios confirman lo obvio, que las personas con mayor cultura, más instruidas y con mayor nivel de educación son más reacias a creerse las idioteces sobre palomas fornicadoras, zarzas ardientes, dioses elefante o cocodrilo, paraísos llenos de ríos de leche y miel y el resto de las sandeces perpetuadas a través de los siglos para solaz de los miembros más ignorantemente sumisos de nuestra especie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario