Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

7 de octubre de 2014

Curando el SIDA y el cáncer con hierbas



Dentro del disparatado pero terrible mundo de la superstición africana, en donde chamanes, brujos, santeros y sacerdotes varios se disputan los cuerpos y las mentes de la depauperada e iletrada población, el presidente-dictador de la pequeña nación de Gambia destaca por su criminal desvergüenza.

Además de someter a su pueblo, este dictadorzuelo de opereta tiene ínfulas médicas de tal manera que se ha autoencumbrado como profesor-doctor y afirma poder curar las más variadas y letales enfermedades como los cánceres de hígado, de páncreas o de mama. Por supuesto este chamán afirma también poder curar el SIDA, la malaria, el asma, la infertilidad, el infarto cerebral y la diabetes entre otras muchas otras enfermedades.

¿Y cómo se preguntarán ustedes? Pues con los mismos argumentos utilizados desde siempre por toda esa criminal caterva de charlatanes y embaucadores tan amigos de la medicina holística y alternativa: con el uso de diversas hierbas medicinales del país y a través del conocimiento que le insufló el “Dios Supremo”. ¡Ahí es nada!

Según su propia propaganda “miles de personas de todo el mundo” han disfrutado ya de sus increíbles tratamientos médicos, aunque la cruda y terrible realidad es que los pocos cobayas humanos que han tenido la triste suerte de caer en manos de este demente han fallecido. Así que en resumen, otra calamidad más que azota al depauperado continente negro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario