Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

1 de septiembre de 2014

La sacrosanta libertad estadounidense de matar a tu vecino



Que los EEUU es un país de contrastes es un hecho, pero algunos de estos llegan al absurdo más peligroso cuando se tocan ciertos "derechos" fundamentales de los estadounidenses.

Así en un país en donde no se puede decir en TV una palabra malsonante, en donde hay ciudades en donde no se puede beber legalmente hasta pasada la veintena, en donde quedan leyes medievales estatales que persiguen la sodomía o las simples relaciones sexuales orales resulta que hay una libertad absoluta a portar armas de tal manera que ¡sorpréndanse! un niño de tan sólo 8 años puede aprender a disparar todo tipo de armamento de guerra, como por ejemplo una ametralladora de combate capaz de matar a su propio instructor de armas (justicia poética lo llamaría yo). Eso sí siempre bajo la atenta mirada de sus padres. 

Imaginen una ley que permita a un niño de 8 años conducir un camión de gran tonelaje o ya puestos un barco de recreo de 40 metros bajo supervisión paterna por supuesto. Inconcebible, pero en cambio cuando la Asociación del Rifle está por medio todo es posible en ese gran país de la libertad. Por cierto como las armas no matan sino que son responsables quienes aprietan el gatillo, lo mismo en Arizona acaban acusando de asesinato a la niña, que todo es posible.


4 comentarios:

  1. Mira que a mi el tema de las armas me gusta y que disparo desde muy pequeño, pero es que hay cierta gente que no tiene límite.

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué alguien debería aprender a usar una ametralladora? ¿Por qué un niño debería aprender a usar una arma?. ¿Por qué alguien debería aprender a utilizar un instrumento para matar personas?. Parece ser una patología psicológica de poder. Tener el poder de destruir, cuando con práctica puedes acabar con exactitud la existencia de algo o alguien. Debe ser muy loca la sensación de “yo puedo matar quien yo quiera”, y apretar el gatillo y sentir que en cada vibración puede haber dejado de existir alguien. Y si tengo practica y buena puntería es como si yo decidiese quien vive y quien no vive. Y el comentario de los padres debe ser “mi hijo consigue atingir una moneda a cien metros de distancia”, con el orgullo de un retardado. Y el hijo se pone feliz, con una felicidad retardada, porque dejó feliz a su padre retardado.
    Ya no es nada inteligente que un ser humano adulto sepa utilizar armas para matar otros seres humanos, imaginen lo que es enseñarle a un niño a utilizar dicha arma. No sabemos cómo definir algo inferior a la estupidez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que estas simplificando demasiado, yo he disparado desde bastante pequeño y no tengo ganas de matar a nadie ni me siento todopoderoso como dices.

      Disparar bien es una habilidad, disparar es una actividad como cualquier otra, siempre que no hagas daño a nadie.

      Eliminar
    2. Dices que alguien te colocó un arma en la mano cuando pequeño y te parece natural porque consideras a quien lo hizo. Eso es una idea particular. Nunca te preguntaste ¿por qué tienes que aprender a usar armas?. No digo que no lo sepas porque ya lo sabes por culpa de un inconsciente que le enseña a un niño a utilizar un arma. Digo que si te parece una virtud saber usar un arma para matar personas. Deja de lado lo personal. Piensa lógicamente. ¿Es bueno enseñarle a un niño a utilizar armas? ¿Cuál sería el motivo de enseñarle a un niño a utilizar armas de fuego? No hay motivo lógico para enseñarle a un niño a usar armas de fuego. Ya resulta absurdo un ser humano “maduro” utilizar armas de fuego, imagina lo que podemos pensar de un niño.
      El hecho de no tener ganas de matar a nadie, es un motivo a más para no tener que aprender a usar armas.
      Dices que disparar bien es una habilidad como cualquier otra. Para ti es lo mismo dispara con armas, cocinar, jugar ajedrez, escribir, cantar, etc..
      Para tener un arma de fuego es preciso una empresa que fabrique dichos objetos con la intención de que existan compradores (conflictos) para poder lucrar, tanto con las armas como con los suplementos. El arma que conseguiste cuando niño no fue fabricada para ti, sino que era una de miles de armas que fueron fabricadas, que por lo visto para ti, como niño inocente, no tenía motivo, fuera la diversión, para su fabricación. Las balas que utilizaste hasta ahora no solo fueron hechas para tu diversión, sino que también fueron hechas millones de ellas para, más allá de la diversión de algunos niños inocentes, matar personas en el mundo todo. Si insistes que no es tu culpa que existan las fábricas de armas porque tu deseo es divertirte disparando y no matar personas, estás equivocado. Mientras haya motivo para fabricar armas, existirán las fábricas de armas.
      Espero, de corazón, que entiendas ya que eres Ateo. No es porque te guste y para ti sea inocente, que está cierto. Es un sesgo cognitivo. Termina pareciendo como aquellos creyentes que ven el lado bueno de la religión (sinceramente no sé dónde) afirmando que la religión es buena. No hay nada de bueno en algo que puede destruir personas.

      Eliminar