Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

27 de agosto de 2014

La superstición disemina el Ébola por África



Por si en África no tuvieran bastante con la propia epidemia de Ébola ahora resulta que la superstición y la ignorancia están colaborando de manera muy efectiva en la diseminación de esta terrible enfermedad.

Así diversos centros médicos han sido atacados por turbas que consideran que el virus Ébola no existe o que incluso acusan al propio personal médico, que se juegan desinteresadamente su vida por contener la epidemia y tratar en la medida de lo posible a los pacientes, de ser los responsables de la epidemia. 

Y además ahora resulta que una curandera de Sierra Leona, con sus demenciales promesas de curación milagrosa, fue la que atrajo a infectados de la vecina Guinea hasta el país vecino, de tal manera que ella misma con su prepotente superstición se contagió diseminando la enfermedad entre sus ignorantes seguidores durante su funeral, en la prueba más evidente de la peligrosidad de la ignorancia de todos aquellos supuestos chamanes, sanadores, curanderos y demás poseedores de ancestrales conocimientos médicos, capaces únicamente de poner en peligro la vida de sus pobres y desesperados acólitos. 

Y por supuesto, otra de las grandes supersticiones médicas, en este caso del mundo occidental, la homeopatía también intenta estafar a los más desesperados en este terrible brote epidémico de tal manera que hasta la propia Organización Mundial de la Salud ha tenido que informar que los remedios homeopáticos no curan el Ébola (ni por supuesto ninguna otra enfermedad) y que su uso pone en grave riesgo la vida de los afectados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario