Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

15 de agosto de 2014

La alineación de los homosexuales católicos



El caso del recientemente despedido profesor de religión católica por su homosexualidad muestra en toda su extensión la increíble capacidad de adoctrinamiento y de lavado de cerebro que tiene la religión en general y la iglesia católica en particular.


Porque ¿qué interés puede tener un individuo insultado, denigrado y hasta perseguido por siglos de intolerancia y fanatismo cristiano en expandir esos antidemocráticos y criminales comportamientos entre la siguiente generación de niños? Esto es algo parecido a un negro miembro del KKK o un judío perteneciente al partido nazi.

Por ello lo vergonzoso de este caso no es despido (totalmente justificado, puesto que es un sinsentido que un musulmán o un ateo enseñen el catecismo degradante católico) sino que este señor homosexual siga ayudando y apoyando a los mismos que le insultan y le persiguen y encima a costa de pervertir la mente de unos pobres niños.


1 comentario:

  1. Sabemos que el poder corrompe. Y una forma de corrupción reconocida es la de que alguien prohíbe una acción para otras personas, permitiéndose a sí mismo la posibilidad de actuar de forma contraria a la ley proferida. Tipo “haz lo que digo y no lo que hago”. Sabemos de longa data que el homosexualismo hace parte de la religión cristiana, comenzando por el “libro sagrado” con varios ejemplos, amén de ejemplos de odio mórbido al sexo femenino y un elevada deificación del sexo masculino. ¿Por qué entonces los cristianos (judíos y musulmanes) tienen tantos problemas para aceptar el homosexualismo, si sus bases religiosas (como por ejemplo David) tienen como punto de partida el “amor” al hombre macho y la misoginia?.

    ResponderEliminar