Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

7 de febrero de 2014

Con un poco de justicia y mucha suerte toda la Conferencia Episcopal puede acabar en la cárcel

Los obispos españoles están completamente acostumbrados a saltarse la ley impunemente y ya es hora de derogar este privilegio medieval.


Porque la decisión de la fiscalía de Málaga de incoar diligencias de investigación para esclarecer si las declaraciones sobre la homosexualidad hechas por el cardenal Fernando Sebastián son constitutivas de infracción penal son una buena noticia.

Aunque no nos hagamos ilusiones ya que el problema es que en este país ningún juez tiene las agallas suficientes para perseguir a esta mafia sotanada, porque entonces todos los miembros de la Conferencia Episcopal al completo acabarían en la cárcel, ya que es imposible decidir cuál de estos ancianos reprimidos y represores es el más homófobo de todos. Les dejo con la foto de otro de estos impresentables para que juzguen ustedes.


3 comentarios:

  1. El comentarista anterior acaba de quitarme las palabras de la boca. Supongo que es el comentario obligado.

    Y yendo a la noticia, ¿cómo se concilia el odio a los homosexuales con la frasecita esa de que los niños provocan? Que se las trae, por cierto, da asco pero retrata de cuerpo entero al que la suelta. ¿No será que en el fondo tienen envidia de los que viven su vida libremente sin necesidad de pensamientos ni actos sórdidos como los que abundan entre ellos?

    ResponderEliminar
  2. Ver caer a todas esas lacras sería orgásmico. Espero vivir lo suficiente para sentir algo parecido cuando uno que otro bichejo de esos caiga

    ResponderEliminar