Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

5 de julio de 2013

El neurocirujano norteamericano que nos descubrió el cielo resulta que se lo inventó todo (como no podía ser de otra manera)



Hace unos meses comenté el caso de un médico que aseguró haber visitado el cielo mientras sufría un coma profundo. Pues bien, ahora los médicos encargados de caso han roto su silencio y han dejado en evidencia y en el más absoluto descrédito a tan particular individuo y a su rocambolesca e increíble historia.

El relato de nuestro protagonista indicaba que :

"Mientras que mis neuronas estaban ofuscadas en completa inactividad por la bacteria que las había atacado, mi conciencia libre de cerebro viajó a otra dimensión más grande del universo: una dimensión que nunca soñé que existía"

Y ahora resulta que de su terrible coma profundo producido por una agresiva meningitis bacteriana que le destruyo completamente el cerebro durante 5 días, nada de nada. La doctora que le trató durante la enfermedad acaba de asegurar que al paciente se le indujo un coma farmacológico durante el cual el paciente estuvo en todo momento

“consciente pero delirando”

Así que ya ven, un nuevo caso (tal y comenté en mi anterior entrada) de un individuo (como otros miles a lo largo de nuestra historia) que confunde sus delirios (en este caso producidos por una enfermedad y el subsecuente tratamiento médico) con una revelación divina.
Y ahora nuestro millonario y famoso médico (ya que el libro en el que narró su “extraordinaria” y ahora desacreditada experiencia mística ha vendido varios millones de copias) ha cancelado su cuenta de Tiwtter aunque asegura que lo contado en el libro es cierto y por supuesto que todo es una confabulación de los periodistas que han destapado su chapucero engaño.

2 comentarios:

  1. Lo importante es que el tipo se forró y los creyentes seguirán creyendo digamos lo que digamos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente los creyentes se aferrarán a la ilusión de un lugar sin enfermedades, lleno de nubes con todas las mascotas de cuando eran niños.

      Y nosotros seguiremos diciendo o que quien afirma visitar el cielo es un loco o simplemente un timador.

      Eliminar