Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

15 de abril de 2013

Sobre OVNIs, alienígenas, BigFoots, el 11S, el Anticristo y el control mental: las más disparatadas creencias de los habitantes de los Estados Unidos de Norteamérica



Es difícil entender como en el avanzado Occidente desarrollado, en donde la educación obligatoria y sobre todo el acceso al conjunto del impresionante conocimiento (tan duramente obtenido por nuestra especie a lo largo de los siglos) y que está prácticamente accesible a todo el mundo (no hay más que teclear en la web vía Google o cualquier programa de descargas el título de cualquier libro de los grandes pensadores o científicos para poder casi con toda seguridad descargarlo de forma inmediata), que la superstición y la irracionalidad lejos de desaparecer se encuentren quizás en su mejor momento y con una oferta cada vez más amplia y a la vez más desquiciada.

Así hoy en día, además del conjunto "histórico" de supersticiones varias heredadas generación tras generación: religión, espiritismo, astrología, curanderismo, etc nos encontramos con que prácticamente cada día aparecen nuevas formas de irracionalidad. El último ejemplo nos viene como no desde EEUU, tierra fértil abonada a la superstición y el paradigma más claro de que el desarrollo científico-tecnológico más avanzado no está para nada reñido con las opiniones más absurdas tal y como lo corrobora una encuesta recientemente realizada por el "Public Policy Polling". En ella se ha estudiado el nivel de aceptación entre la población del imperio norteamericano de las más variadas y absurdas teorías conspiratorias y creencias desatinadas y los resultados son a la vez esclarecedores y muy deprimentes. Si no juzguen ustedes. 

Así el 21% de los adultos norteamericanos (varias decenas de millones de habitantes) piensan que un OVNI se estrelló en 1947 en el poblacho de Roswell en Nuevo Méjico y que por supuesto el gobierno estadounidense ha ocultado durante más de 60 años tan increíble suceso, que de ser cierto cambiaría de forma radical tanto nuestro pensamiento como nuestro conocimiento científico actuales. Un gobierno que recordemos, fue incapaz de mantener en secreto el más avanzado proyecto científico-militar del momento, el Proyecto Manhattan lo que le hubiera permitido poseer una aplastante ventaja militar mundial y haber evitado la guerra fría sometiendo a la Unión Soviética a su antojo si esta hubiera tardado algunos años más en finalizar su propio programa de armamento nuclear sin la ayuda de los espías infiltrados. Y según estas decenas de millones de norteamericanos, un evento como el de Roswell que hubiera implicado el trabajo durante décadas de cientos cuando no de miles de investigadores de prácticamente todas las áreas científicas: físicos, químicos, bioquímicos, biólogos, médicos, especialistas en todo tipo de ingenierías, etc. para poder intentar entender tanto una tecnología de transporte tan avanzada como para permitir viajar de un sistema solar a otro como la exobiología de sus supuestos inventores y fallecidos pilotos de la nave alienígena, sigue herméticamente oculto ante cualquier posible escrutinio década tras década. 

Pero claro que se puede esperar de unos individuos que siguen pensando (un 28% del total) que Saddam Hussein estuvo implicado en los atentados terroristas del 11S en Nueva York y Washington, porque imagino que serán los mismos que creen en el incidente de Roswell porque de no ser así estaríamos hablando de que prácticamente la mitad de la población norteamericana comulga con alguna de estas manipulaciones. También un 20% de los ciudadanos adultos de EEUU piensan que las vacunas infantiles producen autismo aún cuando está perfectamente documentado que no existe relación alguna. 

Pero si piensan que lo anterior es insuperable, agárrense porque aún hay más. El 13% de los adultos yanquis cree que el actual presidente Barack Obama es simple y llanamente nada más y nada menos que el Anticristo. No me digan que estos individuos no están para ser encerrados directamente en un psiquiátrico y que les atiborren de medicamentos. Pero claro, es que también el 14% de los ciudadanos estadounidenses piensan que el Bigfoot no sólo existe, sino que corretea libre por los bosques de América del Norte. 

Y continuamos con la paranoia, el 9% de los encuestados opina que los gobiernos añaden flúor (el mismo elemento químico que usamos en las pastas dentales) al suministro agua no para ayudar a la higiene bucal, sino por oscuros y siniestros motivos de control mental tal y como parece ser que ya pusieron en práctica nazis y comunistas soviéticos. Imagino que serán parte del 15% de los encuestados que piensan que desde la TV se emiten señales de control mental. Aunque estos pobres ignorantes no entienden que esas señales son totalmente innecesarias, puesto que los programas de teletienda, esoterismo y adivinación, chicas en bikini, culebrones varios y aquellos que se dedican a emitir alguno de los miles de millones de absurdos videos de gatos u otros animales, bebes o batacazos de congéneres patosos que pueblan Youtube pueden mantener a las masas ignorantes y aborregadas mucho más eficientemente y de forma más barata para el poder. 

En resumen como dice el antiguo dicho "Cosas veredes, amigo Sancho". 



1 comentario:

  1. Cuidado, porque los EEUU pese a ser una (la) gran potencia económica, política y militar, realmente es un país lleno de paletos, lo que se dice músculo puro y duro. Con una educación de calidad solo al alcance de una élite minoritaria, ya sabemos que efectos produce: ignorancia y ausencia de capacidad crítica, luego terreno abonado para las supersticiones y otras religiones, así como para tragar con todo tipo de estupideces y mentiras.

    ResponderEliminar