Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

14 de septiembre de 2012

Nacionalización del patrimonio religioso


Dentro de las asimétricas relaciones entre el estado español y la iglesia católica, en donde el primero paga las necesidades de la segunda sin ningún tipo de control y mientras tanto la iglesia no tiene ninguna obligación sobre lo recibido merece especial atención el patrimonio religioso. Es norma general que aunque todas las iglesias, conventos, ermitas y catedrales españolas, junto con los incalculables tesoros artísticos que contienen, son de titularidad eclesiástica en cambio el mantenimiento, conservación y restauración de estas obras de arte quedan a cargo del estado. Así por ejemplo, sólo la Junta de Andalucía lleva gastados en la última década unos 50 millones de euros en conservar y restaurar el patrimonio de la iglesia católica. Y además con el agravante de que la iglesia después o bien restringe el acceso o bien cobra a los ciudadanos por su contemplación. 
Por tanto es hora ya de plantear una situación clara. Si la iglesia es dueña de su patrimonio que pague directamente su conservación de su dinero o el de sus fieles y que luego lo administre según su santo criterio. Pero si por el contrario no puede hacerse cargo de su mantenimiento, pues que este patrimonio sea nacionalizado, para ser conservado con cargo al erario público y que sea el ministerio de cultura el que disponga de él, bien incorporando sus obras de arte a los museos existentes, bien creando nuevos museos específicos o bien convirtiendo a los templos, conventos o catedrales en museos. Y en este caso, si después la iglesia católica desea realizar sus particulares ritos en alguno de esos edificios pues que pague un alquiler por su uso y asunto zanjado. Porque si no, yo me estoy planteando comprar algún cuadro de algún artista que me guste (Miró por ejemplo), colgarlo en mi salón para mi propio disfrute y el de familiares y amigos, cobrar de vez en cuando entrada a los que deseen admirarlo y después pedir que el mantenimiento, limpieza, seguridad y conservación del mismo lo pague el estado español. Como ven todo un despropósito, pero no más injusto que el actualmente en vigor con la siempre privilegiada iglesia católica.

12 comentarios:

  1. Cierto lo que comentas, es un privilegio más de la iglesia católica de los muchos que tiene, y con el ejemplo que haces lo dejas perfectamente claro.
    ¿Pero que remedio tiene?.

    ResponderEliminar
  2. El remedio se conoce, lo que pasa es que no quiere aplicarse.

    ResponderEliminar
  3. Creo que la mayoría de los españoles es católica y la Iglesia les presta sus servicios.
    Los edificios los conserva la Iglesia, salvo excepciones, y las obras de arte también.
    El que quiere entra, y el que no se queda fuera como en la mafia o cualquier organización.
    Lo que ocurrió en el llamado Valle de los Caidos se repetiría y tocar los sentimientos de las gentes no es nada razonable.
    Los servicios que presta la Iglesia son ingentes, y mantienen a mucha gente extendida sobre todo el planeta ayudando a los más desfavorecidos. No sé si es caridad o justicia pero la Iglesia no tiene nada que ver con la injusticia de los países cuyos gobiernos corruptos propician esto. De la misma manera no creo que los locales destinados a culto evangélico o cualquier otra clase de religión incluyendo la atea deban pagar por ello.
    Pero como todo es cuestión de sensibilidades y situaciones.
    Que Dios o la Evolución, nos guarden de los casos desastrados.
    Salud para todos, y ello de corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael

      Ya lo he comentado en diversas entradas. Todo lo que hace la iglesia es con el dinero público, por lo que si el ministerio de asuntos sociales gastara ese dinero en justicia social no sería necesaria la interesada caridad cristiana.

      Eliminar
    2. Para reforzar tu argumento pego un enlace de los presupuestos de la Conferencia Episcopal Española donde se ve claramente que la pasta de la iglesia sale del dinero público, que como tal y en un gobierno laico de verdad, no debería ser vinculado a una actividad religiosa. A ver qué haría la iglesia si tuviera que apañarse con los cinco mil pavos que ponen los fieles.


      http://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/presupuestos/2012.html

      Eliminar
  4. La religión atea no existe. Cambiando de tema, pensé en lo ocurrido con el Ecce Homo en Zaragoza. Este tronchante episodio ha venido a demostrarme que el patrimonio artistico jamás deberia estar en manos de la Iglesia. ¿Os imagináis a un bedel del Reina Sofía haciendo lo mismo con el Guernica?

    ResponderEliminar
  5. El problema es que el Estado (no sé si en muchos paises, pero aquí desde luego) siempre ha delegado muchas cosas que deberían corresponder a su presupuesto en otros agentes. Por ejemplo, la Iglesia, ahora también las ONG, en cuestiones de atención social a marginados. Y también la Iglesia en el mantenimiento de centros de enseñanza a más bajo coste. Pero también el cuidado de los enfermos en los hospitales (el que haya tenido algún familiar o haya estado él mismo en uno habrá podido comprobar que parece que es una obligación que un familiar se ocupe de muchas de las tareas que deberían ser propias del personal). O el cuidado en la familia de las personas discapacitadas o de edad muy avanzada. Lógicamente, si el agente involucrado es una institución y tiene determinados intereses va a imponerlos y, si es posible, hacerse imprescindible para sacar tajada en el caso que traten de acosarle por otro lado. Esa es la situación respecto a la Iglesia y de ahí la respuesta automática del amigo Rafael. Y por ello lo que pides es muy justo pero complicado de aplicar.

    ResponderEliminar
  6. Aparte está el asunto de que si no lo han hecho los gobiernos de otros partidos que alardeaban de considerarse a sí mismo laicos, es muy ingenuo pretender que lo haga éste, que es semi-confesional y en el que al menos hay una rama política que se considera cristiana. Está bien pedirlo, eso sí.

    ResponderEliminar
  7. Y respondiendo a la pullita de Rafael sobre la religión atea, yo no soy de los que creen que el ateismo responde sólo a una actitud intelectual, sino que tiene algo que comparte con la religión y es una profunda convicción sobre la actitud a tener ante el hecho de la mortalidad del ser humano. Las religiones la niegan mientras que el ateismo la afirma como verdad indiscutible. Es evidente que, aunque no se trate una conclusión científica en firme, los datos experimentales hasta ahora se han recogidos sobre esta cuestión nos van dando una cierta indicación de que los ateos tenemos razón.

    ResponderEliminar
  8. Ateo, me parecen muy interesantes tus reflexiones. He compartido tu entrada para que lo lea gente que no conoce este blog.

    Sigue así, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Engracia

      Muchas gracias por tu interés

      Saludos

      Eliminar
  9. No podemos hacer esto, Dios se enfadaría un montón, capaz nos envíe el diablo y los ángeles alados a darnos por saco, o un diluvio, o al PP.

    ResponderEliminar