Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

29 de junio de 2012

Protección judicial a la infancia frente al fanatismo religioso de los padres


Debido a la manipulación que la religión conlleva y que se filtra contaminando todas las facetas de la vida, estamos acostumbrados habitualmente en nuestras sociedades democráticas occidentales a tolerar, y lo que es peor a percibir como normal, digna y respetable cualquiera de las locuras emanadas de unos supuestos libros sagrados, que en realidad fueron escritos por individuos mentalmente inestables en la más remota y tenebrosa antigüedad. Y ello incluso aún cuando se produzcan comportamientos nocivos o peligrosos tanto para el acólito de turno como para el conjunto de la sociedad. Pero el caso más dramático y más intolerable es cuando, haciendo dejación de los más elementales derechos humanos, abandonamos a la infancia al arbitrio criminal de los fanáticos religiosos como si los hijos siguieran siendo una mera posesión paterna, tal y como lo eran en la época de los beduinos y pastores de cabras que idearon las religiones abrahámicas. Por ello, me ha sorprendido gratamente encontrar dos noticias sobre decisiones judiciales que han puesto coto a este tipo de comportamientos abusivos y criminales por parte de padres religiosos sobre sus indefensos vástagos.
En la primera se informa de que un juez alemán ha dictaminado que la libertad religiosa de los padres y su derecho a educar a los hijos no puede ser un cheque en blanco libre de toda responsabilidad cuando entra en juego la salud o la integridad física del menor. Por tanto, ha dictaminado que la circuncisión de menores varones implica una mutilación y entonces sólo será válida por prescripción médica y no por motivos religiosos, por lo que en este último caso se deberá esperar a que el menor alcance la mayoría de edad para poder decidir por sí mismo. Como pueden imaginar la sentencia no ha sentado nada bien entre ulemas y rabinos del país germánico.
La segunda noticia nos informa de que un juzgado australiano ha obligado a unos padres testigos de Jehová a someterse al criterio profesional de los médicos de su hija enferma de cáncer, para que pudiera recibir el tratamiento médico adecuado, el cual incluía transfusiones sanguíneas sin las cuales la niña hubiera muerto, pero que están prohibidas por el ignorante, malvado e indigno dios al que adoran.
Ahora solo es de esperar que esta racional tutela judicial se vaya ampliando a todas las facetas de la vida infantil para promover una adecuada protección de la infancia frente a la ignorante locura religiosa de los padres. 



1 comentario:

  1. Quizás puede parecer una idea desquiciada a muchos, y más viniendo de un tipo más bien conservador como yo pero, si es que no volvemos a la edad media por alguna catástrofe, ni a la religión ni a la institución familiar les auguro ningún futuro. Las dos funcionan ya en muchos casos de forma ridícula y sólo para mantener las apariencias y me parece que caerán juntas de la manita y a no tardar mucho.

    ResponderEliminar