Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

17 de febrero de 2012

Persecución, tortura y asesinatos de mujeres y niños acusados de brujería en África

Leo un estudio sobre la persecución a la que están sometidos en Ghana niños acusados de brujería. Según este trabajo en la actualidad, en este país africano alrededor de un 90% de los habitantes creen en la brujería y en los poderes de los brujos para causar todo tipo de daños a los demás: enfermedades, accidentes, problemas laborales o muertes. Y esta creencia es independiente de la religión formal que profesan los ghaneses puesto que el 69% de la población se considera cristiano (entre protestantes y católicos) y el 16% dice ser seguidor del Islam. Ésta es sólo una prueba más de las absurdas mentiras que cuentan los jerarcas religiosos a la hora de contar sus adeptos, da igual que un individuo o como en este caso un país entero crea en cosas fuera de la doctrina oficial de la religión, esos ciudadanos siempre cuentan en las estadísticas como creyentes. Además las religiones organizadas lejos de luchar contra el problema lo agravan ya que por ejemplo en este país dominado por la superstición, los cristianos consideran la brujería algo anticristiano que debe ser perseguido y eliminado. Así en este país el dios cristiano se presenta como un luchador contra el mal, el demonio y las brujas y proliferan todo tipo de variantes sectarias cristianas que luchan contra las posesiones y ofrecen tratamientos y exorcismos de todo tipo frente a la brujería y los demonios. Estos piadosos predicadores cristianos han sido acusados de violar los derechos humanos de enfermos mentales mediante intimidación, agresiones físicas y tortura. También diseminan su ignorante odio en sus sermones retransmitidos mediante programas de TV y radio aumentando el estado de sospecha, de paranoia y de miedo entre la población analfabeta.

Aunque generalmente la población asocia la brujería a mujeres de edad avanzada (como era habitual en nuestra cultura occidental) los niños pueden ser también sospechosos. Así si un niño pequeño habla o se comporta imitando a los adultos puede ser acusado de brujería. También si un niño en insolente con sus mayores puede ser tachado de brujo. Y por supuesto como siempre las niñas llevan la peor parte ya que éstas además pueden ser acusadas de brujería si muestran en el colegio aptitudes escolares sobresalientes o les gusta mucho las ciencias o las matemáticas ya que en esta sociedad machista y tradicional a las niñas y a las mujeres se les considera mentalmente inferiores a los hombres. Así desde recién nacidos hasta adolescentes de áreas rurales han sido acusados estos últimos años de brujería con la complicidad de religiosos de varias confesiones. El resultado es de niños agredidos tanto psicológica como físicamente, también torturados y en algunos casos extremos asesinados. Tal es el problema que muchos indefensos acusados han debido huir de sus hogares y actualmente sobreviven en condiciones penosas alrededor de mil mujeres y cerca de 600 niños en los denominados campamentos de brujas situados en el norte del país.

Desgraciadamente Ghana no es una excepción y este tipo de criminal ignorancia supersticiosa también se extiende a otros países africanos. Existe evidencias documentadas de asesinatos de supuestos niños brujos en al menos cinco países: Botswana, Camerún, Namibia, Nigeria o Tanzania tal y como denuncia UNICEF en el siguiente dossier. En este mismo documento se acusa a las Iglesias cristianas principalmente a las pentecostales y a los movimientos cristianos proféticos como los carismáticos o revivalistas de propagar el miedo a la brujería y de legitimar su persecución incluyendo a menores. Según este estudio de UNICEF el perfil de los niños acusados de brujería incluye a niños huérfanos de ambos padres que han sido atendidos por parientes lejanos, huérfanos de un progenitor en donde el otro se ha casado con una tercera persona y existen desavenencias matrimoniales, niños con deformaciones físicas o enfermedades psíquicas o desordenes fisiológicos (autistas, tartamudos, albinos o con síndrome de Down) y niños superdotados. En resumen, cualquier niño en situación de desamparo o con características que lo hagan llamativo o fuera de lo normal tanto en exceso como por defecto puede acabar siendo acusado de brujería y ser perseguido por ello.
                         



P.D. El documental Saving Africa´s witch children muestra este drama mientras que en el documental titulado The Witches of Gambaga se narran varios casos de mujeres acusadas de brujería en el África negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario