Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

29 de julio de 2010

Ciencia y religión

Existe entre algunos famosos científicos como Francisco Ayala o el tristemente fallecido Stephen Jay Gould una cierta visión diplomática del eterno enfrentamiento entre ciencia y religión. Según esta interpretación, entre la ciencia y la religión no hay conflicto posible porque la ciencia se ocupa de explicar el mundo mientras que la religión se ocupa de la moral. Sin embargo la cosmovisión general de las diferentes religiones realiza afirmaciones que pueden en principio verificarse o refutarse con herramientas científicas. Sobre todo porque muchas de esta afirmaciones religiosas entran en contradicción con principios o leyes sólidamente establecidos por la Ciencia. Otra cosa es que en la actualidad o en el futuro puedan realizarse los experimentos o descubrimientos para estudiar todas las verdades religiosas. Así por ejemplo ¿existe un dios antropomórfico que se preocupa y atiende las plegarias realizadas por individuos particulares? Si es así, dicha entidad produce milagros que son alteraciones sobrenaturales de alguna de las leyes físicas que conocemos y por tanto pueden ser científicamente estudiados. Muchos de los libros revelados a diferentes profetas de distintas religiones indican que la Tierra es plana, por tanto la palabra de esos dioses no parece muy veraz. En el caso particular del cristianismo, ¿era virgen María y fue fecundada en ausencia de varón humano? En tal caso si alguna vez apareciera su cadáver podría ser estudiado. Por el contrario ¿subió en cuerpo y alma al cielo? Entonces hay que explicar cómo, en qué condiciones y si por ejemplo sigue necesitando aire para respirar en dicho emplazamiento. Preguntas todas ellas teóricamente al alcance de la ciencia. En resumen los supuestos dominios de actuación diferenciados ente ciencia y religión lo que en realidad implican es una renuncia unilateral de la ciencia a estudiar aquellos supuestos fenómenos que alteran leyes fundamentales del conocimiento: gravedad (subida al cielo de María), genética (hibridación entre humano y algo “extraterrestre” para concebir a Jesús de Nazaret), rotación de la Tierra (dios paró el sol para que Josué pudiera acabar de exterminar a sus enemigos, por cierto  menudo dios misericordioso), etc.
Incluso aceptar el magisterio moral de las religiones implica casi siempre interferir en el avance de la ciencia. Por ejemplo los católicos y creo que también muchas iglesias protestantes consideran la fecundación como el inicio de los derechos de las personas por lo que para ellos el uso de células madre embrionarias es pecado y por tanto no se podría estudiar su potencial terapéutico. Tal es así que para la mayoría de las religiones casi cualquier avance científico ha sido éticamente problemático cuando no un intento humano de alterar los designios divinos. Si no, recordemos como un pastor norteamericano recriminó de la siguiente manera a Benjamin Franklin cuando inventó el pararrayos: "Si Dios decide castigar al mundo, quién eres tú para impedírselo". Similares argumentos se ofrecieron por parte de diversos religiosos británicos cuando Edward Jenner comenzó a vacunar contra la viruela. Y no hablemos de la posición que adopta la Iglesia católica contra el uso del preservativo y en defensa de la antinatural abstinencia sexual, magisterio ético que en el contexto del SIDA en África ralla con lo criminal.
En resumen cualquier condescendencia con la religión implica siempre oscurantismo que es todo lo contrario que persigue en última instancia la ciencia.




5 comentarios:

  1. Anónimo4:46 p. m.

    LA CIENCIA ES NECEDAD ANTE LOS OJOS DE DIOS. NO ERREIS: EL PRICIPIO DE LA SABIDURIA ES EL TEMOR A JESUS EL SEÑOR, EL YHWH DEL A.T., EL TODOPODEROSO. PARA QUE SE SEPA, DESDE DONDE NACE EL SOL HASTA DONDE SE PONE, JESUS ES DIOS Y NO HAY OTRO. ►membre1202@hotmail.com◄

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja tu mismo lo has dicho el principio de la sabiduria es el temor a jesus y por que los humanos que supuestamente somos los hijos de dios y el nos ama ... por que tendriamos que temer a un padre que no ama osea no hay lojica en eso que dices y si quieres vivir tu vida temeroso de que un supuesto ser sobrenatural ve todo lo que haces vivela pes...!!

      Eliminar
  2. Estimado fanático cristiano

    Porque escribas en mayúsculas como si gritaras eso no le dá ninguna validez a tu repetitivo, absurdo, incoherente y vacuo discurso sobre el dios de los pastores de cabras judíos.

    ResponderEliminar
  3. El fanatismo no es fácil. Sin ninguna prueba, este cristiano aporta una letania de conceptos absurdos. La ciencia no es un librito, es la sabiduría y la experiencia que pasan de generaciones y generaciones, cada vez mejorándose más y obviamente tiene que caer en conflicto con los dogmas de los erráticos y supuestos libros sagrados. En Juan 12:14 el supuesto Jesús dice: el que crea en mi puede hacer lo mismo que yo. Con mil millones de cristianos no hay uno que convierta el agua en vino, que reproduzca los panes o que camine sobre el agua.

    ResponderEliminar