Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

21 de marzo de 2018

Enseñando la Biblia a conciencia a los más pequeños


Uno de los grandes milagros del cristianismo ha sido el convertir ese conjunto más que execrable de delitos, asesinatos, incestos, depravaciones sexuales y morales, violaciones, torturas y hasta genocidios que se narran en la Biblia en el libro "moral" por excelencia.

Porque la vida de todos y cada uno de los protagonistas de las diferentes historias recogidas en ese supuesto sagrado libro, desde el egomaníaco y más que criminal Iahvé hasta esos profetas, líderes y reyes del imaginario pueblo elegido, no es más que una sucesión a cual más horrenda de los más sucios y crueles comportamientos en los que puede caer el ser humano.

Y encima todo ello es vendido por la propaganda cristiana como la guía moral que debe enseñarse a la infancia. Aunque si de verdad se enseñara bien podría pasar lo que narra este más que irónico, pero a la vez totalmente certero, video satírico.

http://tu.tv/videos/ensenando-la-biblia-a-los-mas-pequenos-como-dios-manda

No hay comentarios:

Publicar un comentario