Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

10 de febrero de 2015

Cristianismo para robots

El afán de proselitismo cristiano no parece tener límites y como todo el irracional mundo de la religión puede llegar a extremos patéticos.

Porque resulta que un pastor presbiteriano de la soleada Florida está empeñado en aumentar su rebaño por todos los medios posibles. Y buscando en este hipertecnológico mundo del siglo XXI ha encontrado un nuevo filón ya que ha indicado que la
"redención por Jesucristo no debe estar limitada sólo a los humanos"
e imagino que influenciado por la ciencia ficción ha asegurado que
"La redención incluye a toda la creación, incluso la inteligencia artificial. Si las inteligencias artificiales fueran autónomas, entonces deberíamos animarlas a participar en los propósitos redentores de Cristo en el mundo."
Así que ya saben, vayan pensando si bautizan en la fe de Cristo a su nuevo ordenador personal porque cualquier día de estos se le entregan con conciencia ya que el desarrollo de la informática es un campo en vertiginoso desarrollo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario