Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

4 de diciembre de 2014

Suma y sigue, más asesinatos de personal sanitario de la campaña contra la poliomielitis



Desde que la CIA decidió utilizar una falsa campaña de vacunación en Pakistán para identificar a Osama Ben Laden, el personal sanitario de las verdaderas campañas de vacunación está en el punto de mira de los extremistas islámicos pakistaníes.

Así desde diciembre de 2012, han sido asesinados 65 médicos y enfermeros (4 de ellos en la últimas semana) que combaten la terrible enfermedad de la poliomielitis llevando su vacuna hasta las aldeas más remotas del país, en lo que sólo puede considerarse un esfuerzo épico, a manos de los fundamentalistas musulmanes, radicales para los que ahora todo esfuerzo médico es sospechoso de ser una tapadera para acciones encubiertas de la CIA y del resto de agencias de espionaje occidentales. 

Y si ya son terribles las muertes de estos esforzados profesionales, además hay que añadir que ahora mismo el virus de la polio campa a sus anchas por todo el Waziristán pakistaní, con cientos de infectados y una progresión de la epidemia que nos hace retroceder décadas en el control de una enfermedad que estaba a punto de ser de erradicada del mundo. Pero está claro que matar a Ben Laden era mucho más importante que la vida de decenas de miembros del personal médico y que la salud de los niños del mundo.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario