Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de octubre de 2014

Si eres inmigrante no enfermes ni te mueras, por si acaso


Esta es la desoladora conclusión a la que ha llegado la ONG Médicos del Mundo al analizar el trato que reciben los inmigrantes en Comunidad Foral de Navarra.

Médicos del Mundo indica que el servicio de salud de Navarra intenta facturar a los inmigrantes cualquier tipo de tratamiento o urgencia aún cuando los hospitales están obligados por una ley autonómica que garantiza la asistencia sanitaria universal y gratuita. 

El caso más sangrante es el de un inmigrante que acudió a urgencias y tras varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos falleció. A los pocos días su familia recibió una factura desde el hospital de ¡10.000 euros! por los cuidados recibidos.

La ONG indica que cuando los inmigrantes reclaman acompañados de personal voluntario español que conoce las leyes las facturas son posteriormente anuladas pero ¿y qué hay de esos pobres que no conozcan sus derechos o que no tienen contactos? 

Y esto lejos de ser una excepción parece que se está convirtiendo en la norma. Acosar a los más desfavorecidos de entre los más necesitados para mayor gloria de esta vergonzante pseudodemocracia de opereta en la que estamos prisioneros para uso y disfrute de curas, banqueros y grandes fortunas.

P.D.

Cerca de 900.000 personas han perdido en España el derecho a la asistencia sanitaria pública. ¡Asco de país! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario