Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

1 de marzo de 2014

Desgraciadamente siguen aquí


Este provocador video nos nuestra un mundo "alternativo" en donde los cristianos han desaparecido



5 comentarios:

  1. Deberían cambiar de profecía, en ves de rapto mejor suicidio colectivo. De ser posible, incluír a los musulmanes extremistas.

    ResponderEliminar
  2. a mi me gustaría que llegara el apocalipsis y se fueran todas las religiones y solo quedaran los ateos, ellos felices en el cielo y nosotros felices en la tierra sin ellos, quizá consiguiéramos los secretos de la inmortalidad, eliminando completamente la religión.

    ResponderEliminar
  3. Es una estupidez pensar que las únicas personas idiotas en el mundo son cristianas y que el mundo cambiaria para bien si ellos son exterminados. Aparte de eso pues es el video es gracioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas es estúpido pensar que las únicas personas idiotas en el mundo son los cristianos. Todas las personas de todas las religiones son idiotas.

      Eliminar