Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de abril de 2012

Destinada justificación de la astrología en el diario El País

En su sección de este domingo el defensor del lector del diario EL País ha comentado una carta crítica de una lectora sobre el que una publicación seria mantenga una sección dedicada al horóscopo.


Yo ya hace algún tiempo en una entrada antigua escribí acerca de la irresponsabilidad de la mayoría de los periódicos españoles al publicar este tipo de engaños. Pero lo nuevo e increíble ahora es la justificación oficial del diario para mantener un tipo de “información” que va en contra de su propio libro de estilo. Así el defensor del lector recoge que Empar Prieto, directora editorial del periódico comenta:
“El horóscopo en SModa está pensado como una sección de entretenimiento más, un servicio adicional al lector, que encuentra información muy variada en un suplemento que puede abarcar desde el último restaurante al color de barra de labios que está de moda, pasando por una reseña de libros o un artículo de opinión.”
Como pueden observar esta justificación es vergonzosa. Con este tipo de explicación se puede argumentar la publicación de cualquier imbecilidad (páginas de seguimiento de ovnis, de creencias en hadas, de viajes astrales, etc) en un diario serio sin tener luego que alegar ningún tipo de responsabilidad posterior.  También se podrían incluir secciones que fomenten actividades dañinas: la sección de pseudomedicinas (reiki, curanderos, etc), de brujería y exorcismos, de consejos para engañar a hacienda, de cómo pegar a tu mujer sin que se note, de ciencia cristiana en donde se promueva la curación por fe y el abandono de los tratamientos médicos, etc. Y como sólo serían un servicio más pues tan contentos y El País queda libre de culpa. A continuación el defensor del lector continúa con la contestación de la señora Prieto:
“ ofrecer una página con el horóscopo es un servicio a los lectores que lo solicitan. Los lectores son libres de otorgar credibilidad o no a lo que se cuenta en los horóscopos.”
Ven que el argumento es el mismo que todos los defensores de mentiras y engaños (creacionismo, religión, defensores provida, etc), el presentar “neutralmente” estafas y superstición bajo la libertad de expresión y el derecho a la libre elección. No señores de El País, ustedes como periodistas tienen un compromiso moral de informar de manera veraz a sus lectores. Si ustedes saben que un información es falsa deben o bien no publicarla o hacerlo recalcando los defectos encontrados. Pero no se vayan, que el alegato de El País alcanza cotas antológicas insuperables de imbecilidad ya que comentan que:
“De todas formas, sí se tuvo cuidado en elegir a una persona de prestigio en el mundo de la astrología. Susan Miller es la astróloga de referencia en Estados Unidos. Lleva 25 años escribiendo al respecto. Su web tiene seis millones de usuarios únicos y 15 millones de páginas vistas como promedio mensual. Miller tiene un enfoque particular de la astrología, de la que dice que ‘no es un libro de autoayuda’ y más bien la define como ‘una herramienta de información más”.”
Es decir, aunque sabemos que los horóscopos son un engaño y una falsedad y declinamos nuestra responsabilidad al publicarlos, aún así dedicamos tiempo, dinero y esfuerzo de nuestro periódico en seleccionar a un buen timador, no a un alucinado cualquiera. ¿Qué es eso de que “Susan Miller es la astróloga de referencia en Estados Unidos”? Esta señora tiene la misma credibilidad que la reina de la fiesta de la patata en Kentucky. El que tenga un web con millones de seguidores y visitas sólo indica que esta señora es una maestra internacional de la estafa. Y aún así El País se une al hatajo de idiotas mentales que le dan su dinero a esta señora porque tiene un enfoque particular de la astrología basado en una herramienta de información. ¿Se puede ser más cretino, tanto el defensor del lector Sr Delclós como la Sra. Prieto?
Finalmente tras un párrafo en el que comenta el punto de vista de algunos científicos sobre este timo astrológico, el defensor del lector termina con las siguientes frases:
“El combate de la ciencia contra este tipo de literatura viene de lejos. En 1975, cerca de 200 científicos suscribieron un manifiesto en el que mostraban su inquietud por esta “charlatanería”. Desde entonces, se han sucedido otros. Es obvio que este diario no se da por aludido.”
Es decir, aunque incluso antes de la aparición del periódico allá por el año 1976 los científicos ya dijeron que la astrología era una estafa sin cuento, nosotros (El País) seguimos 35 años después publicando esta basura porque nos da igual, somos así de chulos y no vamos a cambiar ahora toda una tradición de metedura de pata y apoyo a la superstición puesto que tendríamos que justificar décadas de pagos a la increíble Sra Miller si ahora decimos que la astrología no es una “herramienta de información”. Y el sr Delclós se queda tan tranquilo transmitiendo miserablemente esta contestación sin dimitir (más que nada para mantener un poco el orgullo personal) después de que la Sra Prieto le dijera que la superstición sigue teniendo cabida en el periódico porque a ella le sale de las narices.
Y todo esto el periódico español de mayor tirada y que presume de rigor periodístico búsqueda de la verdad, contrastación de noticias y honradez sin par. Sin comentarios.

6 comentarios:

  1. Creer y darle poder a cualquier forma de adivinación; dios, karma, destino, alfitomancia, cromniomancia, geomancia y todo el festival de mancias habidas y por haber, lo único que demuestra es que en nuestras bases psicológicas existe un -a veces terrible- profundo deseo de seguridad ante todo: las relaciones, la naturaleza, el universo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, nuestro cerebro ha evolucionado para reconocer patrones que nos permitieran sobrevivir en la naturaleza primero en las sabanas africanas y luego en nuestra odisea por todo el mundo. Luego esos mismos procesos lógicos adaptativos producen la superstición en todas sus variantes cuando se aplican a entornos en donde la supervivencia ya no depende de un patrón de conducta del tipo identificación-huída o identificación-recompensa.

      Eliminar
  2. En general los periódicos ( y por supuesto el resto de medios de comunicación) son un ejemplo de hipocresía de manual y por la pasta harían cualquier cosa.

    Excepto en los asuntos políticos que afectan directamente a su línea editorial serían capaces de venderte con un dominical una reproducción fiel de los clavos de cristo y al siguiente una copia de El Origen de las Especies. Y todos contentos.

    Lo digo porque estos mismos diarios tienen páginas llenas de anuncios de prostitución, mientras en sus páginas centrales denuncian la prostitución. Y muchos ejemplos más que podríamos encontrar.

    Vivimos en un mundo cínico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo Sheppard, el problema es que la mayoría de la gente se informa mediante estos medios y por responsabilidad deberían al menos cumplir con sus propias lineas editoriales y manuales de estilo.
      Saludos

      Eliminar
    2. Exacto. Por eso digo que vivimos un mundo cínico.

      Nadie se hace responsable de nada y ha prevalecido la idea de que una persona (o empresa, o grupo, ...) puede hacer afirmaciones sin pruebas, decir una cosa y hacer la contraria, promover estilos o ideas antagónicas,... y todo ello sin que tenga repercusiones de ningún tipo.
      Y los grupos religiosos, los pártidos políticos y los medios de comunicación siempre estarán en el ojo del huracán, porque muchos sabemos quiénes se benefician claramente de esta perversión de la libertad.

      Un gran triunfo para los manipuladores, mentirosos y vendevidaseternas.

      Si es que a veces pienso que seguimos siendo los mismos de hace 2000 años pero con Ipads. Bueno, no, ahora no sacrificamos vírgenes para tener mejores cosechas. Claramente estamos avanzando.

      Eliminar
    3. Tienes razón en que seguimos siendos los mismos pero con más tecnología, pero por eso mismo ahora tenemos mayor poder de amplificar los errores. Antes un impresentable tenía que ir engañando uno a uno a los incautos, ahora se puede engañar a millones prácticamente sin esfuerzo y si se hace desde un servidor anónimo sin ninguna responsabilidad penal. En resumen, no se si hemos avanzado mucho.

      Eliminar