Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de noviembre de 2011

La miseria de los presupuestos en investigación en España


Acaba de resolverse el Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación de España. Según los datos oficiales del propio ministerio este año se ha concedido una financiación de unos 385 millones de euros. Para tener una perspectiva clara de lo que esto significa únicamente comentar unos breves apuntes. Aunque existen otros programas de investigación pública, el Plan Nacional de I+D+i es la principal fuente de financiación estatal en investigación en España tanto por exigencias como por cuantía. Únicamente los mejores científicos y sus proyectos son financiados cada año en estas convocatorias abiertas a cualquier investigador. Es decir, es la espina dorsal sobre la que descansa TODA la investigación en nuestro país. Y digo toda porque el Plan Nacional financia todos los campos del saber: Ciencias de la Vida (como medicina, salud y biología), Ciencias Exactas e Ingeniería (matemáticas, física, etc), Ciencias Medioambientales y Recursos Naturales hasta llegar a Humanidades y Ciencias Sociales (filosofía, historia, etc). Y todo ello por la módica cantidad de menos de 400 millones de euros. Sí porque 400 millones de euros es una cantidad ridícula dentro de los presupuestos generales del Estado español que este año ascienden a la astronómica cantidad de algo más de 272.000 millones de euros. Teniendo en cuenta que construir un km de autovía en España de media cuesta 6 millones de euros, entonces por el precio de 67 km de carreteras financiamos a la élite de la investigación española. No me digan que no es barato. Estos irrisorios 400 millones son mucho menos que lo que se dedica al pago de salarios de profesores de religión y capellanes vía presupuestos generales del estado que nos sangran con una cantidad superior a 600 millones de euros anuales. Infame. Nuestro país dedica un 50% más a pagar a iluminados retrógrados que creen que una paloma extraterrestre fecundó a una virgen judía para concebir a otro extraterrestre con poderes sobrehumanos que a la investigación que podría curar alguna de las enfermedades que atormentan a la humanidad por poner uno de los ejemplos de proyectos en los que actualmente estamos trabajando los miles de científicos españoles en activo. Además la secta católica recibe otros 250 millones de euros vía IRPF, dinero del estado que graciosamente dan aquellos que marcan la infame casilla de la iglesia. Católicos de boquilla, si queréis dar dinero a la iglesia dádselo de vuestro bolsillo que el resto pagamos todos nuestros impuestos al estado directamente. También el estado español deja de recaudar otros 900 millones de euros en exenciones fiscales a la Iglesia ya que ésta no paga ninguno de los siguientes impuestos que sí pagamos el resto de los españolitos de a pie: municipales, autonómicos y estatales, como renta, patrimonio, IBI, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y transmisiones patrimoniales. Y luego alguien se escandalizará porque no estamos entre la élite científica mundial. Que se puede esperar de este país de beatos y meapilas que no dan un duro a sus creencias pero que obligan al conjunto de la ciudadanía a financiar sus enfermas alucinaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario