Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

19 de agosto de 2011

El problema no es la ciencia sin límite sino la ignorante religión sin límite


El dictador Benedicto XVI en su cruzada por España para volver a la ignominiosa y oscurantista Edad Media ha alertado a jóvenes profesores universitarios, que sólo por acudir deberían ser consecuentes y dejar sus labores docentes por incompatibilidad ya que la enseñanza superior es todo menos dogmática y esclava del pensamiento prehistórico del catolicismo, sobre los peligros de la ciencia sin límite. Y con su absoluta falta de respeto habitual (si es que la ignorancia es lo más osado del mundo) ha hecho un llamamiento a los docentes para que sean humildes, recordándoles que "la verdad siempre va a estar más allá de nuestro alcance. Podemos buscarla y acercarnos a ella, pero no podemos poseerla del todo. Y que la humildad es una virtud indispensable, que protege de la vanidad que cierra al acceso a la verdad". No sé si echarme a reír o a llorar. Un individuo ignorante hasta la saciedad, que desde su arcaica y sesgada visión del mundo desconoce completamente la naturaleza, que malinterpreta la realidad derivándola de un mito antediluviano de unos pastores judíos de hace varios miles de años, que pontifica basándose en alucinaciones tanto individuales como colectivas de personajes dignos de una institución mental y que dentro de su locura piensa que una paloma divina le hace infalible, se permite aleccionar a científicos, que dedican su vida a disertar únicamente de aquello que conocen en profundidad y que ha sido previamente explicado satisfactoria y racionalmente, sobre los límites del conocimiento y la verdad. Si este analfabeto mental se aplicara los consejos que tan gratuita e impertinentemente da de forma continuada, hubiera debido hacer voto de silencio hace muchos años porque en la cruda realidad no tiene nada de aportar que sea digno de mención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario