Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

6 de enero de 2011

Religión y fronteras de la ciencia

He expresado ya en numerosos post previos que existe una incompatibilidad total entre ciencia y religión desde hace varios siglos porque la ciencia a medida que va desvelando la realidad choca frontalmente con los mitos y mentiras que la religión ha ido construyendo a lo largo de los siglos y los va reduciendo a cuentos solo aptos a mentes infantiles. Así numerosos hechos explicados por la ciencia como la edad del Universo, situación de la Tierra, origen de las especies incluido el hombre, geoclimatología, origen y tratamiento de las enfermedades por poner sólo algunos ejemplos relevantes han destruido los principales dogmas de fe de las diferentes religiones revelados en sus libros sagrados por una serie de dioses tan ignorantes que en la actualidad no serían capaces de aprobar los exámenes de último curso de primaria. Así en los últimos siglos gracias al avance de la ciencia la religión ha pasado de tener la exclusividad del conocimiento universal hasta irse atrincherando en los cada vez más reducidos fenómenos todavía no explicados por el método científico.
Este continúo avance científico y esa obcecada resistencia de la religión queda plasmado genialmente en la siguiente viñeta del dibujante Bernardo Vergara que dispone de una tira diaria en el diario Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario