Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

10 de julio de 2016

Además de hipócritas sexuales, los cristianos son violentos

La doble moral de la iglesia católica es legendaria: persigue la homosexualidad y tiene decenas de miles de curas gais en sus filas, se declara protectora de la infancia mientras miles y miles de miles de niños han sido violados por los innumerables pederastas sotanados que habitan prácticamente en toda la Cristiandad, predica la pobreza mientras es la asociación más rica del mundo y habla de paz y amor mientras lleva siglos al lado de los más criminales genocidas del mundo, fascistas incluidos.  


Y el último ejemplo de este comportamiento absurdo, obseso y fanáticamente criminal nos llega de Brasil. Allí un reconocido cineasta acaba de estrenar un impactante documental que bajo el título de "Amores Santos" muestra en toda su crudeza la podredumbre, bajeza y degradación ética de esos supuestos garantes de la "moral" que son los siempre peligrosos sacerdotes cristianos.

La cinta cuenta como un atractivo actor homosexual de 25 años contactó a través de varios perfiles falsos en Facebook con unos 5.000 religiosos de 36 países, entre ellos España y por supuesto también el mismísimo Vaticano. Los religiosos iban desde simples frailes o curas hasta obispos e incluso cardenales, todos ellos pululando por las redes sociales insaciables en busca de ese nefando pecado que prohíbe tan taxativamente su iglesia y que a buen seguro ellos domingo sí y domingo también persiguen "implacablemente" en sus podridos púlpitos a través de sus hipócritas sermones.

Las imágenes del documental son impactantes ya que se ve en toda su crudeza como sacerdotes de todas las ramas del demente cristianismo: católicos, evangélicos, ortodoxos y anglicanos se masturban como monos hasta eyacular frente a las pantallas de sus ordenadores o teléfonos móviles para que el dotado actor compartiera su sexo cibernético. Por supuesto muchos de ellos lo hacen en las vicarías, conventos o en sus propias habitaciones en donde innegablemente  no podía faltar esa absurda imaginería de santos, cristos, crucifijos y vírgenes que asisten mudos e impertérritos (ya que bien saben esos hipócritas curas homosexuales) que no son más que parte de esa monumental estafa llamada cristianismo y que dioses, vírgenes y santos no son más que el producto del delirio de algunos de los más ignorantemente enfermos mentales que ha dado esta siempre alucinada especie de monos bípedos autodenominada ostentosamente sapiens.


Y como no podía ser de otra manera en esta caterva de reprimidos y obsesos sexuales que conforman la grey cristiana, lejos de escandalizarse porque miles de sus curas son unos hipócritas, los cristianos han seguido su máxima practicada durante más de 2.000 años de doblez: perseguir al mensajero. Así el director del documental ha recibido numerosos insultos y amenazas, algunas de ellas de muerte de tal manera que está pensando en abandonar ese cristiano y "tolerante" país por lo que pudiera pasar. Pero eso sí, sigamos estúpidamente manteniendo a esta caterva de parásitos dementes a cargo de nuestros impuestos y rindiendo abobada pleitesía a sus jerarcas y estatuas de escayola. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada