Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

20 de junio de 2016

Si eres un genocida asegúrate de ser religioso



Es más que evidente que sólo los religiosos pueden expresar las mayores barbaridades sin temor alguno a represalias. Y el último ejemplo viene de Israel.

Allí, unos de esos dementemente criminales barbudos con tirabuzones, individuos de lo más ofensivamente ignorantes, acaba de pedir a los colonos judíos que envenenen los pozos y los acuíferos de los pueblos palestinos para que así se cumpla el mandato bíblico de que la tierra de ese castigado país sea únicamente habitada por el pueblo elegido. 

Pero eso sí, que quede bien claro que la religión es todo amor y que hay que respetar siempre y en todo lugar las creencias de los demás. 


2 comentarios:

  1. Como siempre la religión usada como justificación para los más horrendos crímenes como hicieron los colonialistas:
    Yo recorrí la Casa Blanca noche tras noche hasta las doce, y no me avergüenza decirles, caballeros. que me arrodillé y recé a Dios Todopoderoso para que me iluminara y me guiara en más de una ocasión. Y una noche ya tarde se me presentó de este modo, no sé cómo fue, pero me dijo: 1) Que no podíamos dar [las Islas Filipinas] de nuevo a España, que eso sería una cobardía y un deshonor; 2 que no podíamos entregarlas a Francia o Alemania, nuestros rivales comerciales en Oriente. que esto sería un mal negocio y un descrédito; 3) que no podíamos abandonarlas a sí mismas. no tienen condiciones para autogobernarse. pues pronto caerían en la anarquía y un desgobierno peor que el de España, y 4) que no nos quedaba nada por hacer sino tomarlas y educar a los filipinos, y levantarlos y civilizarlos y cristianizarlos, y por la gracia de Dios hacer lo mejor que podamos por ellos, como hermanos nuestros por quienes también Cristo murió.
    William McKinley, presidente de Estados Unidos, 1899

    ResponderEliminar
  2. Oye, el dios todopoderoso ése en el que tu crees podria hacer algo por los millones de niños que razan cada noche por llevarse un trozo a la boca?

    ResponderEliminar