Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

5 de enero de 2013

Un ejemplo del terrible adoctrinamiento religioso monoteísta y anticientífico en los colegios de EEUU



La web io9.com ha publicado un ejemplo extraído de un libro de texto escolar de lo que se enseña en muchos colegios norteamericanos en la actualidad y el ejemplo no puede ser más revelador de la profunda manipulación y adoctrinamiento a las que están sometidos millones de estudiantes estadounidenses.
 

Después de un título rotundo que ya lo dice todo

“Dios creó todas las cosas”

La introducción propone ya de entrada un sesgo absolutamente falaz a la pregunta del origen del Universo con la aseveración de que

“sólo hay tres explicaciones que pueden dar cuenta de la existencia de la materia”

¿Cómo que solo tres? ¿Qué hay de la cosmogonía hindú de que el Universo emanó de un huevo cósmico llamado Hiranyagarbha?¿O los mitos griegos sobre que todo empieza con un profundo vacío llamado Caos, del cual emergió Gea y algunos otros entes primordiales: Eros, Tártaro y Érebo? O ya puestos, con cualquiera de las miles de absurdas explicaciones inventadas a lo largo de los milenios por los diferentes pueblos y que aún hoy todavía siguen creyendo miles de millones de humanos no cristianos repartidos por toda la faz de la Tierra.

La segunda manipulación consiste en colocar esas tres “explicaciones” en el mismo plano como si fueran igualmente posibles y probables. Además se malinterpreta totalmente (imagino que de forma interesada) el estudio científico actual del Universo etiquetándolo de “evolucionismo ateo”. Lo primero, es que este término sólo es utilizado por los cristianos fundamentalistas para definir despectivamente a la cosmología física, la cual no tiene nada que ver con el concepto de la Teoría de la Evolución.  Esta rama de la astrofísica, al menos en su versión más aceptada (que es la Teoría del Big Bang), no dice que la materia evolucionara de la nada, sino que explica el universo a partir de una singularidad inicial del espacio-tiempo de origen desconocido que se expande posteriormente. Y sobre lo que ocurrió antes de esa singularidad la ciencia no ha emitido todavía ninguna hipótesis plausible, lo que no indica que automáticamente se tenga que presuponer que el Big Bang surgió de la nada. En la actualidad algunas hipótesis conjeturan sobre esa época previa. Así el famoso físico británico Roger Penrose dice haber encontrado en la radicación de fondo de microondas indicios de gigantescos choques gravitatorios entre agujeros negros supermasivos previos al Big Bang lo que abriría las puertas a la hipótesis de ciclos eternos de Big Bang-Big Chunch. Otra explicación podría ser la existencia de un multiverso eterno formado por una infinidad de universos diferentes burbujeantes al estilo de las pompas de jabón. Aunque al final sea cual sea la realidad del origen de nuestro universo, lo cierto es que será la ciencia y no los absurdos mitos de unos pobres e ignorantes pastores de cabras de los desiertos judaicos quien alcanzará a descubrir la verdad. 

Y ya para terminar, las preguntas que se le hacen al estudiante son tan torticeramente malévolas, ya que le dirigen para que asuma como únicamente posible el teísmo en su variante fuerte o débil, que es el máximo ejemplo de lo que no debe ser la enseñanza. 

Como ya comenté hace algún tiempo en un par de entradas previas ([1] y [2]), o se lucha sin descanso contra el adoctrinamiento religioso en los colegios o cómo luego nos vamos a asombrar porque millones de fanáticos cristianos, más ignorantes que un rebaño de borregos (tal y como se definen ellos mismos en su propia religión), sigan perpetuándose generación tras generación en nuestros teóricamente avanzados países occidentales.



3 comentarios:

  1. Lo que me intriga es ¿cómo rayos en un país con supuesta separación entre Iglesia y Estado permite semejante colada de parte de los religiosos en asuntos tan sensibles y de tanta repercusión como es la educación de los niños?

    ResponderEliminar
  2. Junior
    Pues porque desgraciadamente saben que cuanto más religiosos, más manipulables son los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  3. Esto me fastidia muchísimo,que gente con carreras universitarias dediquen su vida como científicos a buscar la verdad,y cuando por fin se encuentran teorías lógicas y acordes con los pensamientos del siglo XXI,vengan los cegatos mentales estos a inventarse su propia verdad,los muy cabrones encima intentan imponérsela a los demás sin ninguna justificación o prueba,necesitan una historieta predeterminada por la incultura para conocer el sentido de la vida en lugar de buscarlo ellos mismos.

    ResponderEliminar