Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

7 de febrero de 2018

En una verdadera democracia no se pueden respetar las creencias



Aunque todos los supersticiosos del mundo lleven siglos con el mismo mentiroso argumento, en una verdadera democracia no se pueden respetar las creencias.

Respeto a las creencias es lo que piden todos los creyentes. Sin embargo esta petición en principio tan tolerante encierra una terrible consecuencia: la destrucción de la propia democracia, ya que en un verdadero sistema democrático todos los ciudadanos son iguales y no pueden ser despojados de sus derechos más elementales, ni siquiera cuando esos mismos individuos quisieran ser despojados de ellos.

Así en una verdadera democracia no se puede tolerar que existan ciudadanos de segunda con sus derechos recortados: mujeres, homosexuales, ateos, divorciados, lesbianas, adoradores del diablo, transexuales y ese larguísimo etcétera de personas que no cuadran en la estrecha y perversa “moral” emanada de los delirios psiquiátricos de unos pobres analfabetos de tiempos más o menos remotos.

Porque cuando un rabino, un sacerdote, un ayatola o cualquier otro “representante” del más allá o mediador de lo “divino” pide respeto para sus creencias, lo que está pidiendo en realidad es el privilegio de inmiscuirse en la vida tanto privada como pública de las personas, para cercenar los derechos elementales de aquellos que no nos sentimos obligados a guardar todos y cada uno de los más que erróneos, estúpidos y antidemocráticos dictados de unos profetas apolillados tanto en cuerpo como en mente, individuos que si vivieran a día de hoy bien pudieran estar bajo tratamiento psiquiátrico o directamente en la cárcel. 

Porque ¿se debe respetar el machismo o la homofobia? ¿Se debe respetar que se mutile genitalmente a niñas? ¿Se debe respetar la violación dentro del matrimonio? ¿Se deben respetar los malos tratos conyugales? ¿Se debe respetar la discriminación sexual? ¿Se debe respetar la imposición de creencias infundadas?



2 comentarios:

  1. No creo ser el primero en sugerirte un artículo donde expreses cuáles son los profetas de cada religión principal de éste planeta que de vivir hoy en día acabarían en la cárcel sin posibilidad alguna de fianza o perdón a causa de crímenes en contra de la humanidad. ¿Cómo se las apañaría Jesús o cómo se las apañaría Mahoma? Con algo de risa así como algo de asombro digo que mejor ni me lo cuentes. (O bueno, cuentámelo con palabras bonitas para que las prespectivas locuras de los dos suenen menos horribles.)

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Ahí has estado todo lo directo que (te) debes.
    Las supercherías, aunque tengan miles de años o centurias (y todas las tienen, ninguna es nacida en el presente) deberían ser *excomulgadas con su *propia moneda

    Nada cómo demostrar a una niña/o el miedo para someterlo desde su más temprano desarrollo que alimente todo tipo de frenos en su realización como persona posible, útil y feliz. Sólo así, no sólo estará acojonado, por las noches especialmente y ante cualquier situación depredadora de su propia mente y lugar, si no que alimentará a toda un pandillas de seres inútiles y parasitarios que pueblan este redondo mundo, para reengendrarse una y otra vez seguir siendo un freno y colocar según plazca y beneficiándose de los avances científicos ir colocando a su inhóspito ser inexistente cada vez más lejos de dónde lograron situarlo la primera vez que lo desarrollaron. Fuera del alcance de la mano.
    Todo un reto.
    Que por otro lado, tanto monta monta tanto aquel que permite el engaño como el que engaña y siguen deambulando cómo si nada.
    Salud

    ResponderEliminar