Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de mayo de 2018

Menuda diferencia: obispos alemanes y obispos católicos


Es evidente que la iglesia católica española sigue anclada en el más oscuro Medievo, en donde la imposición del cristianismo era la norma. Sin embargo, en otras tierras más civilizadas tienen un catolicismo más acorde con la modernidad.

Porque mientras los obispos hispanos intentan por todos los medios imponer la presencia del catolicismo en cualquier faceta de la vida social, resulta que sus compañeros alemanes han decidido mostrar su repulsa frente al intento de la derecha bávara de imponer la cruz en todos los edificios públicos de la región porque y cito textualmente los obispos alemanes entienden que ello

“Es motivo de división y de inquietud, pone a unos contra otros.”

¡Enhorabuena! por los católicos alemanes que entienden que sus creencias pueden no gustar y hasta ofender a otras personas religiosas o ateas, y que por tanto la exhibición de sus símbolos sólo puede traer discordia y enfrentamiento.

Mientras tanto en España, como si Torquemada siguiera viviendo: la cruz católica en todo sitio y lugar público como recordatorio de que aquí no han llegado ni los derechos humanos ni las libertades personales y que seguimos bajo el asfixiante yugo nacionalcatólico por los siglos de los siglos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario