Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

18 de abril de 2018

Sólo hay algo más estúpido que un cristiano: un científico cristiano


Una de las mayores tonterías que una persona puede creer es ese intragable cuento de que el resultado de relaciones zoofílicas entre una mujer y una paloma extraterrestre vino a este mundo para arruinar a honrados bodegueros, panaderos o criadores de cerdos del Imperio Romano. 

Sin embargo, esta majadería puede alcanzar cotas estratosféricas cuando el individuo en cuestión no es un pobre analfabeto integral de tiempos remotos, sino un científico del siglo XXI y además con cierto reconocido prestigio internacional, que mientras el siempre elegantemente irónico Richard Dawkins expone en un "debate" con diplomática crudeza su simpleza y su más que manifiesta debilidad mental, el pobre ignorante con título de doctor en Matemáticas (misterios insondables del intelecto humano) sonríe de la manera más estúpida, aún cuando no tiene ningún argumento válido para defender sus delirantes y más que risibles por cierto, creencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario