Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

30 de noviembre de 2017

Este demencial mundo capitalista




Una de las más grandes indecencias del actual mundo neoliberal es la consagración, en los máximos altares del reconocimiento, de sujetos claramente disparatados, cuando no directamente ofensivos.

Porque que, a estas alturas del siglo XXI en donde miles de millones de personas malviven en la miseria, se rinda todo tipo de homenajes a un individuo que ha sido capaz de convencer a los más disparatados miembros de la famosa "jet set": actrices, señoras de, aristócratas y ricachonas varias, que deben pagar varios miles de euros por un simple par de zapatos, más que estrambóticos la mayoría de las veces y totalmente antinaturales siempre, solo puede considerarse un éxito de este actual mundo neoliberal y descerebrado, en donde únicamente prima el individualismo y del más puro y descarnado analfabetismo mental.

Y así en España, un país en donde brilla por su ausencia el más mínimo apoyo a esos miles de investigadores que dedican su todo su tiempo y su intelecto, y muchas veces hasta su salud y su vida, en intentar hacer avanzar (aunque sea sólo un poquito) el conocimiento, que se publicite a bombo y platillo que un diletante ha conseguido estafar a la creme de la creme de la sociedad mundial y se le dedique una exposición museística porque 

"La gente ha de ver el zapato más allá de su función, como objeto de arte. Es imaginación, es cultura"
es directamente un caso para llorar de la manera más descarnada.

En resumen, así nos va en este miserable país de toros, pandereta y "zapatos de diseño". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario